jueves, 14 de mayo de 2009

My Current Obsession: George Gershwin




Soy de los que creen que empiezas a envejecer en cuanto te vuelves un fascistoide musical. Y siguiendo con esta idea, a los 13 años era un viejo al que le gustaba... bueno, no importa. Una persona, con educación musical o sin ella, debe tener un poco de objetividad como para saber que los géneros musicales pueden encontrar tesoros sin importar que sean cosas medio guarras. El ejemplo del día: Un amigo me pasó el soundtrack de Givenchy otoño 2008 y me dijo que sus otros amigos se horrorizaron porque Michel Gaubert (ah, qué gran DJ es) escogió un par de cumbias para darle más distinción a la colección. La música tropicosa no es mi estilo, pero la selección que hizo Gaubert es excelente. Las cumbias y salsas -sobre todo estas últimas.- pueden tener grandes piezas.

Mis gustos varían mucho. Y puede que me encante la moda pero no siempre me va a gustar la música de moda. Y entre esas cosas muchas no me entran. Punto. Por ejemplo: a mí no me entra mucho la música electropop que ponen muchos diseñadores. Pero bueno, cada quién.

Tal vez les sorprenda que haya elegido a un compositor clásico, tomando en cuenta que soy fan del rock y de las cosas "modernas". Por el post de Eydie Gorme saben que tengo una obsesión con algunas décadas del siglo XX, y saben que algunas canciones me vuelven un torrente de emociones. George Gershwin ha sido uno de los pocos artistas que realmente han llegado a tocar una fibra muy sensible en mi persona.

Gershwin perteneció a una familia judía de gran talento musical. Nació en Nueva York en 1898 y a temprana edad comenzó a ser atraído por la música. Dejó la escuela a los 15, intentando ganarse la vida como compositor. Eventualmente unos años después el éxito llegó a él y realmente comenzó a ganar dinero.

Los años 20 vieron surgir la leyenda de George e Ira Gershwin. George componía música maravillosa mientras Ira le dotaba de una letra pegajosa y rítmica. Varias canciones de ese tiempo calaron hondo en la memoria de los adultos del periodo entre guerras. Ambos incursionaron en la ópera al crear Porgy and Bess (la canción más famosa y que seguro conocen: Summertime), una ópera con un elenco de personajes negros, situada en Nueva Orleans. En su tiempo fue muy aplaudida pero algunas personas de hoy se sienten ofendidos con el estereotipo. No creo que sea para tanto.

George Gershwin tenía un gran futuro por delante... pero su muerte cortó de tajo ese desarrollo. Murió a causa de un tumor cerebral a los 38 años. Su hermano Ira siguió componiendo hasta que murió en 1983 y dejó un legado impresionante que hasta ahora es recordado por muchos estadounidenses.

Por cierto ¿creerían que parte de esta entrada la redacté caminando por la calle y escuchando a Gershwin a todo volumen? Pues sí. Me vino a la mente y tuve que detenerme a garabatearla en una agenda vieja que cargo conmigo para pendientes y arrebatos creativos como este. Y es que si no lo apunto o me distraigo o se me olvida. O, peor aún, no me sale igual. La gente seguro pensaba que estaba loco, uno no ve todos los días a un tipo rayoneando un viejo cuaderno en medio de la calle. Estoy seguro que me creyeron loco o escritor, jajaja.

Las dos sinfonías principales de Gershwin me llegan muy profundo. ¿quieren verme contento? Pónganme Rapsodia en Azul. ¿Quieren verme aún más contento? Pónganme An American In Paris. Yo sé que es muy difícil describir las reacciones de un individuo ante una pieza entrañable pero lo voy a intentar con ambas melodías.

An American In Paris es mi favorita, porque me detona más emociones. Mi corazón se detiene momentáneamente en el minuto 7 y cuando comienza el solo de trompeta (en este caso, en el segundo video que les dejo) no puedo evitar que se me humedezcan los ojos. Muchos de mis sueños y planes para el futuro se pueden resumir en ese solo de trompeta. Escucharla me ha estado dando la motivación suficiente para poder acabar este horrible semestre y poder encontrar el modo de llegar allá.

La intención de Gershwin era contar una historia y a la vez crear un poema musical a la capital francesa. Si escuchan la sinfonía con mucha atención pueden notar que está narrando un viaje de Nueva York a París. Las bocinas de los taxis y el ritmo frenético de la primera parte les da la pauta y la sublime tranquilidad de la mitad los conduce a los puentes de París, los clubes nocturnos (con baile incluido) y la Torre Eiffel. Al final, el viajero norteamericano se siente un poco nostálgico y regresa a casa. Y todo eso narrado en diecisiete deliciosos minutos. Desde que se presentó en 1928 se ha vuelto un favorito un poco menos popular que la otra gran obra sinfónica de Gershwin.

Del resto de la sinfonía, ¿qué les puedo yo decir? Es bella, dinámica, musicaliza el ambiente ajetreado de Nueva York y la bohemia parisina sin llegar a ser tan cursi ni tan evidente. Gershwin simplemente lleva de la mano a su auditorio, de la gran ciudad industrializada al parque de diversiones de los estadounidenses ricos que era París en los años 20. Obviamente, incluye al Charleston, el ritmo que definió esa grandiosa década (por cierto, ¿se dieron cuenta que nosotros también vivimos ya nuestros propios años 20?) y al jazz, que en esos tiempos era un ritmo atrevidísimo pero de gusto popular.

La versión que más me gusta de An American In Paris es la dirigida por Arthur Fiedler. Creo que la cinta se grabó en 1947 pero no ha perdido nada de frescura. La busqué en YouTube pero no la pude encontrar, así que en su lugar les dejo una versión muy interesante: la de la filarmónica de Nueva York, presentada en Corea del Norte hace no mucho. Escúchenla, disfrútenla pero consigan la versión de Fiedler porque tiene varias diferencias en el ritmo. Ambas se me hacen fantásticas. Por cierto, la ventaja de este video es que al final incluye Farandole de Bizet. No la conocía pero me agrada mucho.






El final (mal cortado) con Farandole:




Hablemos ahora de Rapsodia En Azul. Esta es más conocida y fue el motivo de que un servidor se enamorara locamente de Gershwin. En algún momento de mi vida la había escuchado y no le presté mucha atención pero Fréderic Sánchez la escogió para musicalizar el desfile de primavera de Marc Jacobs y me fascinó esa combinación. Sé que a muchos les parece espantoso el desfile pero a mí me agrada porque es creativo y lleno de vida, aunque me recuerde un poco al YSL de los 70.






Rapsodia En Azul se presentó en 1925 para gran deleite de la audiencia. Se volvió muy popular en su tiempo y elevó el estatus de Gershwin de "simple" compositor de temas populares a genio de la música. Con Rapsodia en Azul, Gershwin le rindió pleitesía a su ciudad favorita, algo que algunas décadas después hicieron Sinatra y Woody Allen con su canción y filmes respectivamente. Para muchos, Rapsodia En Azul se convirtió en el soundtrack oficial de Nueva York así como en una pintura sin pinceles pero con mucho, mucho color.

Si no la han escuchado, corran a hacerlo y les recomiendo que busquen la versión de Leonard Bernstein, el gran compositor y director de orquesta. Es la mejor de todas las que se han gradabo. Y por cierto, les pondrpe la versión que hicieron para Fantasía 2000. A pesar de que a la orquesta le hace falta un poco de intensidad, lo hacen muy bien y la animación es preciosa. Pero si aprietan aquí escucharán una partecita de la versión de Bernstein... lástima que esté incompleta porque es preciosa. Me encanta verlo dirigiendo y tocando el piano a la vez, era un gran director. Pero bueno, aquí tienen la versión de Disney con todo y animación.





Voy a terminar este post con otra obra de Gershwin: un pedazo del concierto en F (no sé a qué letra equivalga en español). Esta obra es desconocida para mucho pero es muy agradable. A mí me gustó mucho por que resume su estilo: un tipo de música sinfónica fresca y vivaz. Poco a poco he descubierto que no toda la música de cámara debe ser aburrida. Es más bien el mito alrededor de ella. La conducción está a cargo de Arthur Fiedler y es del año 1940. Disfrútenla mucho.



Por cierto, se busca la ayuda de alguien que trabaje en Conaculta, como Botica Pop, para que confirme una fecha. La Orquesta Sinfónica Nacional iba a presentar un repertorio de Gershwin el 5 de Junio (si alguien quiere ir conmigo, está invitado) pero por esto de la contingencia todas las fechas se recorrieron. ¿Seguirá en pie lo del 5 de Junio, ya valió, se cambió de fecha o qué? Gracias!!

14 comentarios:

ana dijo...

Que magnífica entrada y me encanta Rapsodia en Azul desde que la escuché en Fantasia 2000... Ahora mismo voy a bajar An American in Paris
Gracias!

KIRAFASHION dijo...

Perfecto!!!

Besos y besos,

Kira

Hummingbird dijo...

mi -muuuuuuy- querido aldo, darte un abrazo de colibrí, por tener tantos detalles conmigo, :). y me he encontrado con gershwin! veré las raspsodias de marky. mi preferida ya te imaginas... summertime, tengo una especie de versión para un post, un día de estos. ya sabes, descanso pero vuelo por entre los vuestros. me ha gustado tanto el post que se lo recomendaré a mi madre, :)!. lo adora! especialmente un americano en parís.

yo también apunto cosas por la calle, :)))), y has leído ya unas cuantas callejeras. pero no tengo agenda y voy apuntando en papelotes que me encuentro por el bolso, un horror muy poco glamuroso...

un XX! enorme y buen finde

Key dijo...

justo ahora kiero aprende a bailar salsa y cumbia!!
soy un troncooo!
bajare algo de la musica que dijiste ya :)

xx

Sebastián dijo...

AMO Rapsodia en Azul. La amo. Alguna vez traté de empezar a tocarla en piano pero fue muy complicada para el nivel que tenía cuando traté. Los Gershwin fueron genios en la música. Es una lástima que George haya muerto tan jóven pero lo que hizo en vida será para siempre.

Por cierto, no trabajo en Conaculta pero supe que los conciertos a partir de Junio siguen igual, lo que cambió fueron las fechas que coincidieron con todo lo de la influenza o algo asi, mejor que si te lo confirme alguien que sepa xD; lo que si sé (aunque seguro tu también) es que la orquesta no está en Bellas Artes este año sino en el Hidalgo. Y F es Fa.

Un saludo!

Esmoquin room dijo...

Qué bien le queda la música al desfile de Marc Jacobs. Yo reconozco que últimamente estoy bastante intransigente... aysh, pero prometo reformarme musicalmente. ;-)

Un abrazo,
jose

srta a dijo...

Me encanta, enhorabuena por tu magnífica entrada!!

Summertime es genial. Rapsodia en azul, Shall we dance o that certain feeling me gustan mucho también.

Un beso!!

Botica Pop dijo...

las salsas son principalmente grandes piezas, tocadas por bandas llenas de musicos de conservatorio. la salsa es tan culta o inculta como el tango, no se si eso les dirá algo.

lamento la tardanza. (estoy un poco asustada porque no recuerdo cuando confesé publicamente que trabajo en conaculta) ups.

según mis informantes, la fecha de la OSN y Gershwin sigue en pie. los eventos culturales se cancelaron, no se de ninguno que se haya recorrido (ni en la unam, ni en el inba) y ese concierto en particular sigue programado tal y como estaba, pero si quieres confirmarlo de confirmalandia hazlo al 57 09 81 18.

un beso.

Zorro dijo...

Gershwin, todo un genio, el que no lo conozca ES HORA DE, PERO YA !

Sobre la objetividad musical tienes razón, como en todo el que se cierra pierde.

Con respecto a la libreta en la calle... que te puedo decir, todo Blogger con "experiencia" en el medio es un escritor frustrado (algunos no tanto, hay casos que en verdad lo son) así que es normal, a mi me ha pasado muchas veces.

Sobre el template del blog la saqué de aquí: http://btemplates.com/

Solo escoge una, baja y edita :D

Saludos compadre

trendt dijo...

pues a mi si me gusta mover el bote, como de que no, eso si, tiene que ser una salsa bien arrabalera si no ps no jeje
yo amo a mi naco interior y creo que la gente demasiado purista es en el fondo la mas temerosa y aburrida, yo siempr ehe dicho que en esta vida hay que saber de todo, nunca sabe uno donde va a parar jeje

laratitapresumida dijo...

Siento haber descubierto tan tarde este post porque me encanta, me encanta de verdad!
Creo que voy a dejar tu post abierto toda la mañana para tenerlo de banda sonora...
Gershwin era un auténtico genio y es capaz de trasportarte a sitios maravillosos solo escuchando sus composiciones.
Gracias por un post así.
Besos.

Pao dijo...

Rapsodia en azul es lo mejor del mundo ^^

Guapólog@ dijo...

Rapsodia en azul es -y será siendo-la música de fondo del soundtrack de mis paseos por el Manhattan Downtown... Excelente post, lo disfruté mucho.

Saludos

Simone

Ald0rad0 dijo...

Ok, regreso de mi descanso para responderles a todos.

ana: te encantará :)

Kira: gracias por pasarte

Humming: Dicen aquí que "cuando te toca, te toca". Y eso aplica también para la inspiración. Un beso enorme.

Key: sí, sí, hazlo!!!

Sebastián: La tocaste? :O Y gracias por el dato de F :)

José de Esmoquin Room: Sea ud. más flexible!!! jejeje

srita a: gracias!! tmb soy fan de I Got Rythm.

Botica Pop: aclaro que nunca lo confestaste, yo lo deduje jijiji. Oye, muchísimas gracias, ya me confirmaron y en unos días iré por mi boleto :D besos!!


Zorro: compadre, you rock. Punto, jejejeje.


trendt: éntrele al bailongo!

Ratita: con Un Americano en París cierro los ojos y viajo mentalmente. Todos los días la ponía en mi reproductor de MP3 de camino al "Internship". Besos!!

Pao: verdad que sí?? aunque ya soy más fan de Un Americano en París

Guapólog@: Muchas gracias!! :D

Lamento haberme tardado tanto, espero me disculpen.