lunes, 17 de septiembre de 2012

Dos colecciones de NY para combatir el agotamiento

Tengo que confesarles algo: sufro de agotamiento preFashion Week.

Tuve días intensos y terribles antes del banderazo de salida, llenos de estrés y de muchas pruebas que terminé superando. Y para tener tiempo de calidad consideré alejarme un poco de eso, evitar casi todos los desfiles mientras estaba al tanto de lo que presentaban pero de lejos.

Y me hizo bien. Mi agotamiento sigue pero disminuyó mucho y espero estar en forma para Milán. Mientras tanto duermo mucho, busco la British Vogue de septiembre y creo que veré más películas, leeré más libros y saldré más para despejarme un poco. En este momento tengo pendiente ir a World Press Photo, el Museo de Arte Moderno y Bellas Artes por si se quieren armar un tour conmigo. En fin.

 

Para relajarme un poco me limité a emocionarme con dos colecciones: Marc Jacobs y Michael Kors.

Admito que ya no odio a Alexander Wang y que Oscar de la Renta comienza a gustarme más que antes, pero me limité a admirar dos colecciones que son totalmente distintas y aún así tienen puntos de similitud.

Marc se fue a lo grande al parafrasear a dos de los grandes diseñadores de los 60: Pierre Cardin y Rudi Gernreich. Los dos están muy olvidados ahora pero en su momento hicieron grandes contribuciones: Cardin fue uno de los inventores del look espacial y Gernreich creó el monokini (ese traje de baño topless del que siempre se habla), la ropa interior sin costuras y otras cosas divertidas.

Peggy Moffitt en un diseño de Gernreich

Marc era un infante cuando estos diseñadores estaban en su apogeo, pero eso no quiere decir que los haya olvidado. Quizá podríamos decir que el enfoque de negocios de Marc se parece al de Pierre Cardin antes de que éste enloqueciera y pusiera su nombre hasta en los desodorantes para autos.

También está André Courrèges, uno de mis favoritos de la época, fanático del blanco y las rayas y, junto con Mary Quant, presunto autor intelectual de la minifalda (los dos ya están retirados y siguen peleándose ese papel cada que alguien les pregunta sobre el tema).

Como era de esperarse, me encantó la colección porque tiene cosas de las que nunca me canso: estampados gráficos, peinados con volumen, ojos delineados, pestañas enormes que parecen sacados de una Vogue de 1967 (y se los digo porque tengo una de ese año). Todo ejecutado por François Nars.

La interpretación es muy literal (muchas cosas sí se usaron entonces, por exóticas que parezcan), pero con ese superpoder que tiene Marc, todo parece tan fresco, atractivo y extravagante que se usará en su momento. No sé qué tanto haya fascinado a la gente, pero espero que en Vuitton también explore la idea y tengamos dos colecciones sesenteras de influencia para un temporada que pinta algo desabrida (y las invito a imitar este maquillaje para sus reuniones sociales, por favor).

Twiggy maquillándose para una sesión de fotos en 1967

Michael Kors también trajo cosas divertidas e interesantes. Me sorprende ver que hay siempre una propuesta por muy sanitizada que sea la colección. También hubo algo que me llamó la atención: el calzado.

Este fue el par de zapatos que salió en el desfile. con un toque de PVC que, a mi guto, puede ser sexy y misterioso si se usa bien.

Y este es el modelo Bis Un Bout de Christian Louboutin

A ver, antes de que empecemos a acusar a alguno de los dos, tendríamos que recordar que a Kors le encantan los accesorios con PVC y los ha usado varias veces en collares, bolsos y zapatos. El PVC no es una idea nueva (¡Hola, diseño de los 90!), pero al ver los zapatos rojos imaginé que se iban a hacer las comparaciones tarde o temprano.

Muchas veces coinciden por los informes de tendencias, y otras, como hemos visto, son premeditadas y acaban en los tribunales. Acá no creo que pase nada porque los zapatos están siguiendo una línea de diseño más bien original (vean la foto donde salen los pies de las modelos y comprueben).

Pero la fuerza de Kors, y fue algo que me tardé en entender, es recrear aquel famoso estilo americano. A mediados del siglo XX, los estadounidenses que llegaban a Europa se distinguían por estar siempre arreglados y traer ropa libre de complicaciones. Y eso también es una decisión inteligente porque en un atuendo minimalista es la persona quien resalta, no el vestido.

En estos momentos ya no sabemos si el estilo americano es preppy, de usar camiseta XL/pants/Crocs o de colores brillantes pero Kors da cosas que se pueden usar una y otra vez sin que sean demasiado clásicas o demasiado trendy, algo que garantiza una verdadera inversión en la compra de algo suyo. Por eso tuvo éxito cuando dirigía Céline y ahora en su propia marca.

Y aprovecho este conjunto perfecto para el trabajo y toda esta discusión sobre Michael Kors para presentarles un proyecto pequeñito y que les puede ser útil. Ya lo había mencionado la semana pasada en mi página de Facebook pero de todos modos se los presento.

Es un Board de Pinterest y se llama The Working Wardrobe. Está dedicado a recopilar combinaciones salidas de pasarelas y lookbooks que se puedan imitar para el trabajo y pasen del traje pantalón o el vestido lápiz. Hay para todos los gustos y estilos. Surgió porque muchas de mis amigas que empiezan a trabajar encontraban frustrante el cambiar su modo de vestir a una forma muy corporativa. Y como siempre se le puede dar vuelta al asunto, he ido recopilando atuendos que son aceptables en una oficina pero no gritan TRABAJO. Llevo un poco más de 50 atuendos, de entre los cuales pueden escoger a su favorito. ¿Qué les parece la idea y estos dos desfiles?

3 comentarios:

Juan P dijo...

Yo quiero ir al museo de Arte Moderno, hay que ir, y bueno, en cuanto a Marc, no estoy seguro de que me haya gustado del todo, tengo que ver el video, y de Kors, se me hace interesante pero nuevamente, es ver toda la colección y verla moverse etc, pero se ve de primera instancia muy linda.

Saludos!

Anónimo dijo...

No se porque pero esta semana de la moda ha sido de las mas X's que me ha tocado ver, Marc ... me quedo con el peinado y maquillaje , de MK es el que mas se "inspiro" en Pierre pero igual nada memorable y los zapatos si son copia XD Kors tiene copias de bolsos de LV , Stella M y Hermes así que no me extraña para nada, lo único que me llamo la atención fue la colección de Wang , muy creativa pero zaz me entero que es un vil plagio de una diseñador brasileño , demasiado bueno para venir de el así que veamos que nos dan las siguientes semanas de la moda.

Mario dijo...

Una de las tantas atracciones que tiene Nueva York es su moda. Tambien cuenta con una gran Oferta hotelera en Nueva York que es ideal para ir en cualquier época del año