viernes, 28 de septiembre de 2012

Google+ Fashion México: Trista

El martes empezó Google+ Fashion México, un nuevo esfuerzo en el que nos evitamos las malas caras, las personas que exigen front row, los asientos perdidos y todas esas cosas que he enumerado hasta el cansancio y nos concentramos en lo realmente importante: la moda, las colecciones y sus mensajes.

¿Qué puedo decir sobre este esfuerzo? Muchas gracias. No sólo por el nuevo formato que está disponible para quien tenga conexión a internet (y una cuenta en Google+) , sino porque también se pueden dar conferencias, debates y todo ello en un ambiente tranquilo y enfocado en lo importante: la inspiración, las estrategias de negocio y la adaptación (que no plagio ni copia) de las tendencias globales.

No es ningún secreto que me encanta Trista. Me gusta mucho la visión que tienen y la idea de crear una línea de precios accesibles y cosas usables. Desde la entrevista de hace dos años he estado al pendiente de su evolución y me alegra que formen parte de Google+ Fashion Week.

3

Giovanni y José Alfredo el día de la entrevista, hace dos años. Foto por Argelia Rivera

Hoy, a las 7:30 PM, tendremos un Hangout (traducido: una multiconferencia) en la que debatiremos sobre la marca, la visión de los diseñadores y ese enorme elefante en la habitación llamado los problemas de la moda nacional. Estará también Alejandro Brofft, un gran periodista de moda orgullosamente egresado de mi Facultad, Erich Ben (quien me puso en contacto con José Alfredo y Giovanni hace algún tiempo y además fue al primero que entrevisté en el blog), Gustavo Prado (profesor en CENTRO) y por supuesto, los chicos de Trista. Todo será moderado por Anna Fusoni.

Espero sinceramente que puedan acompañarnos en esta charla. No necesitan vestirse maravillosamente ni desplazarse por la ciudad (yo iré a casa de una amiga por razones tecnológicas), sólo usar su cuenta de G+ y dar click AQUÍ.

TRST_9

Desfile del año pasado, foto por Paola Molina

Para terminar, les dejo una reflexión que me mandó José Alfredo respecto de una colaboración que espero poder presentarles en unos días. Son cuatro puntos de interés. Lo dejo con él.

-----------------------------------------------------------------------

Cuestionaré algunas cosas sobre 4 ejes fundamentales de lo que sucede en el país (hablaré sobre la moda como industria, no como actividad. Es decir, no hablaré sobre la calidad de la producción de moda en el país ni en las dimensiones que conforman al diseño como actividad):


1.     El textil es la materia prima en la moda. Sin embargo, no sólo el textil es importante, sino la innovación es fundamental. Una pésima oferta de productos, con baja calidad, nula innovación e importaciones costas protegidas por altos aranceles y complicados trámites aduanales complican la existencia (no sólo de las empresas que trabajan en moda, sino de las textileras mismas quienes se ven en serios apuros con la llegada de textiles chinos). ¿Sabemos qué sucede exactamente en la industria de la fibra/textil en México? ¿Cuántas empresas son realmente productoras de textiles “Premium” y cuántas, incluso sin ser Premium, invierten en innovación? Alguna vez oí decir a un colega muy sabiamente que una industria de la moda no puede existir sin una industria textil. ¿Cuántas personas piensan en esto?

2.     Industria del vestido. Curiosamente, México cuenta con una infraestructura y un know how correcto de cómo producir grandes cantidades en buena calidad. Sin embargo, pocas maquilas apuestan por bajas producciones de piezas complicadas “inviables” para sus tiempos (tanto en diseño como en materiales). En otras palabras, existe un rechazo y cierto temor a la innovación. No se ha logrado cambiar la mentalidad (ni siquiera debido a que otros países nos están “comiendo el mandado” con excelentes calidades y bajísimos precios) para dejar la mano de obra barata por diseño, al menos, en lo que respecta a pronto moda (hay algunas zonas y maquilas que sí lo han logrado, pero, ¿cuánta gente lo sabe?).

3.      Industria de la moda. Sobra decir que la industria de la moda no son sólo los diseñadores. Ese es un GRAN error de la poca prensa y de la gente “fashion” en el país. Una industria de la moda comienza por la gente de un país. ¿Cómo nos pensamos? Viéndolo de esta manera, el estudio y el pensamiento se vuelven fundamentales. No me refiero sólo al periodismo (aunque es importante), me refiero a investigadores serios de todos los ramos que entiendan y den la importancia que esto requiere. ¿Cuántas publicaciones serias conocemos sobre esto? ¿Cuántos sitios o centros de investigación existen en el país? ¿Qué papel le da a la moda nuestra máxima casa de estudios, la UNAM? ¿Cuántos libros de historia sobre moda en México conoces?  Sobra decir lo mal vista que esta la moda y la nula memoria que tenemos respecto a ésta. Tendemos a repetir errores debido a la falta de información que, a su vez, nos lleva a una carencia de reflexión.

 IMG_1368

Simple by Trista. Foto de un servidor

Por otro lado, al existir una poca o nula reflexión en torno a esto, ¿cómo educan las escuelas de diseño a los futuros diseñadores? El diseño comienza por identificar un problema (en este caso debería ser local) para resolverlo de la mejor manera posible. ¿Sabemos qué queremos resolver, solucionar o al menos proponer en el país (por eso mis tuits luego sobre "me repite la pregunta, por favor")? Y no hablemos sólo de las escuelas de diseño. En general, tendemos a copiar sistemas o métodos de trabajo europeos o norteamericanos sin una reflexión de por medio. ¿Qué modelo de sistema queremos en nuestro país? ¿Al menos sabemos que existen modelos de esto? ¿Porqué copiamos modelos que están en clara decadencia? Insisto, no hay quien piense en todo esto.


Asímismo, una marca (OJO), no es un diseñador. Una marca en una empresa la conforma un grupo de personas ESPECIALIZADAS en sus ramos con fines en común. Además del diseñador, ¿cuántas escuelas en México proponen carreras vinculadas a la moda sobre mkt, negocios, producción o bien, distribución? Neta, neta, le dejan toda la chamba al diseñador y es a él a quien se le cuestiona todo el tiempo, siendo que en el resto del mundo no funciona así, pues cuenta con todo el "engranaje". Un diseñador se dedica a diseñar. Un empresario se dedica a manejar la empresa. Un mercadólogo se enfoca en su área. Un “sourcing agent” se encarga de lo suyo. ¿Porqué insisten en México que uno como diseñador debe hacerle de todo y si no lo hace bien lo atacan por “egocentrista” por sólo enfocarse en lo que mejor saber hacer: diseñar? Buscar proveedores, ver al abogado, vender, diseñar, ser product manager, diseñadro gráfico, mercadólogo, RP, contador y hasta quien se encarga de acomodar la ropa en las tiendas, entre un millón de actividades posibles.


Lamentablemente, podría continuar con mil millones de áreas descuidadas e incomprendidas sobre lo que debe ser o tener una industria de la moda. Pero no me va a dar todo el tiempo posible.  Ah! Algo importante, hace falta unión en el gremio.


4.     Distribución y mercado. Este es un punto focal que realmente debería ir vinculado a la industria de la moda. ¿Cuántas tiendas especializadas conoces en México? ¿Cuántas compran su producto, lo seleccionan con cuidad (hay carreras para eso), sugieren y crecen de la mano de sus proveedores (en este caso, las marcas)? La culpa, al final (para la prensa) la tiene el diseñador por no vender. Hay dos opciones: dejar la ropa a consesión y esperando a que alguna tienda haga el menor esfuerzo posible (porque cuando no lo compran no hacen esfuerzo) por venderla y te pague, o bien, esperar a que se tenga una súper inversión para entrar en departamentales (quienes tampoco creen en las jóvenes marcas, algo que no se les critica debido al punto que mencionaré a continuación) o bien, esperar a que algo suceda por arte de magia.


Por último, en México todos compran en Zara y quieren precios de Zara y piensan en ropa de Zara. No obstante, creo firmemente que lo que se requiere en moda es generar un imaginario colectivo poderoso que haga soñar a la gente y la haga desear ese producto y quieran pagar por lo que cuesta (justamente como el resto de las marcas de moda en el mundo). Me cuesta mucho trabajo ver como los mismos estudiantes de moda hablan sobre marcas top (y otras ni tan top) y saben que un vestido puede costarles 30mil pesos sin problema y pagan por él, mientras que en México si vendes un vestido en 5mil ya es carísimo y está fuera de toda posibilidad (“ni que fueras Marc Jacobs”, como acostumbran decir). Se necesitan marcas insignias (y basta de seguir con el lema de “compra moda nacional” como si fuera un justificante para la mala calidad y uno “pepenara” por su caridad) que compitan de tú a tú con marcas internacionales. Se necesitan grupos empresariales que crean en estas marcas. Se necesitan apoyos y un grupo de expertos en sus ramos que ayuden a generar esto. De lo contrario, todos apuestan a competir con zara sin entender que esa jamás será la manera. Necesitamos generarle una identidad a través de excelentes productos y una impecable imagen, pero requiere mucha inversión. En verdad, ¿han visto como trabajan esto en países como Colombia, Argentina o Brasil? Analicemos métodos de trabajo (know how), precios, perfiles de clientes, tipo de producto, métodos de venta...
Hay que generar nuestros propios mecanismos. Conocer a nuestra propia gente para saber qué ofrecerles. Conocer nuestro propio sistema. Proponer, pensar, cambiar, enseñar, compartir. Se requiere pasión, pero pasión consciente.

 

-----------------

 

Nos vemos a las 7:30 PM, queridos lectores.

2 comentarios:

geape dijo...

Coincido, bien dicho el escrito!

Key dijo...

muy bien dicho!
excelente! :D