jueves, 4 de octubre de 2012

Shifting Perceptions

Es una verdad universal que uno no puede ir toda la vida teniendo la misma idea sobre el mundo. Las cosas cambian y nuestros sistemas de pensamiento también deben evolucionar. No hay nada peor que los dogmas y dentro de ellos, el de infalibilidad es el más dañino (o si no, díganme qué tanto aman a alguien que cree tener la razón siempre).

Spring/Summer 2013 Fashion Show - Look 38 #Balenciaga #Fashion #looks  More on www.balenciaga.com

Me aviento todo ese rollo dogmático porque dos de las colecciones de París que más me llamaron la atención están haciendo que cambie nuestra percepción alrededor de ellas. No se están yendo por cosas obvias y, aunque crearon un escenario alrededor de sus creaciones esta temporada se decidieron cambiarlo. Me refiero a Balenciaga y la casa anteriormente conocida como Yves Saint Laurent (ahora sólo es Saint Laurent).

Spring/Summer 2013 Fashion Show - Look 32 #Balenciaga #Fashion #looks  More on www.balenciaga.com

Ustedes saben cuánto amo Balenciaga. Saben que me sé muchas colecciones de memoria, que con 5 años seguidos (10 temporadas, pues) de colecciones que me encantan estableció un record personal y que me trabo un poco al hablar de ella porque me aplastan las ideas maravillosas acerca del trabajo de Ghesquiere y su equipo.

Spring/Summer 2013 Fashion Show - Look 05 #Balenciaga #Fashion #looks  More on www.balenciaga.com

Pero hay algo que me queda muy claro: no es una marca con diseños amigables para la calle. Algunas cosas tienen el lenguaje de la calle, como esa colección de 2011 en la que se usaron botas con estoperoles porque Gisele no quiso usar tacones, pero están traducidos a la experimentación con la forma y el material que tanto le encanta a la marca y a sus fans. Por supuesto, el bolso Lariat y casi todos sus accesorios sí se llevan bien con algunas aceras.

Spring/Summer 2013 Fashion Show - Look 06 #Balenciaga #Fashion #looks  More on www.balenciaga.com

Pero las colecciones, desde que se fueron complicando más en inspiración, resultaban un poco intensas para usarse diariamente. La idea de la transformación de las ideas estuvo dominando el panorama de la marca desde hace unos 7 años. Y tuvo grandes momentos como el de los robots, pero de algún modo se habían impuesto un tabú de diseño.

Spring/Summer 2013 Fashion Show - Look 21 #Balenciaga #Fashion #looks  More on www.balenciaga.com

Y en esta colección se rompió el dogma de la ropa para la calle. Y no sólo eso, la ropa de trabajo se convirtió en una propuesta interesante. Ahora que tengo un board en Pinterest dedicado exclusivamente a atuendos para trabajar, me doy cuenta que el combinar ropa perfecta para los códigos oficiniles más estrictos sin parecer prófuga de Wall Street es una tarea complicadísima.

Spring/Summer 2013 Fashion Show - Look 02 #Balenciaga #Fashion #looks  More on www.balenciaga.com

Ghesquiere se lanzó por los separados y por la idea de cambiar el traje de falda a largos más propositivos es más o menos refrescante en una temporada muy conservadora. Aunque, si nos quejamos de que no hay propuesta, las faldas que cobran vida al caminar son incursiones en el movimiento que gente como Alber Elbaz domina. Y son encantadoras.

 

Estaba a punto de contarles que Hedi Slimane también rompió el dogma del diseñador incómodo en la casa incómoda con Yves Saint Laurent pero más bien actuó al contrario. Y es que, mientras estaba desarrollando la idea de que su inspiración en gente como Marianne Faithfull y Loulou de la Falaise estaba rompiendo ocho años de inestabilidad con Pilati (a quien, igual que Tom Ford, lo hacían sufrir en la marca), me llegó este link de The Cut.

Slimane básicamente exigió un control absoluto de las reseñas y condiciones muy duras incluso para gente como Cathy Horyn (a quien vetó y con quien se ha estado peleando desde hace unos días) y Marylou Luther (quien vio la primera colección de YSL para Dior hace cincuentaytantos años). Lo entendería de alguien como Kanye West (quien, como diseñador, es un gran rapero) pero no de una de las máximas figuras de la moda actual.

Hubo un tiempo en el que Yves se enfurecía con las reseñas negativas. En los 90 vetó a Hamish Bowles y el staff de Vogue durante un par de años porque no le agradó lo que escribieron en un momento en el que tenía una crisis creativa y había pasado de la vanguardia al conservadurismo férreo en 15 años.

No podemos cerrarnos a la crítica y taparnos los oídos ante cualquier indicio de ella. En ese momento perdemos el piso, nos aferramos a ideas que pueden estar volviéndose obsoletas y terminamos imponiendo dogmas de infalibilidad que no nos llevan a nada bueno. A la decadencia, quizá y a finales amargos.

Les pondré dos ejemplos: si alguien se autonombra el árbitro del buen gusto e impone su opinión sin ser cuestionado por lo menos una vez, se vuelve cada vez más intolerante al cambio y cualquier indicio de un gusto diferente los enfurece. Y, por el contrario, si alguien tiene a bien criticar sin encontrar algo bueno en una sola cosa, termina siendo una carga. Yo he convivido con ese tipo de personas y me he hartado después de algún tiempo de “decretos” y quejas.

¿Me gustó la colección? La amé. Es moderna, tiene ese aire fresco que siempre tienen todas las creaciones de Slimane, se basa en los archivos y sé que el stock de sombreros de ala ancha se va a terminar en unos meses (vayan comprando los suyos). Es un gran triunfo para la primera vez que alguien diseña ropa para mujer, pero ese control absoluto impacta negativamente la imagen del diseñador y la marca.

 

Y, bueno, eso es lo que tengo que decir sobre dos de mis colecciones favoritas de París. Por cierto, les cuento que salió un texto mío en El Fanzine y es la primera vez que colaboro con ellos. También hay un texto muy bueno de Botica Pop y de otras personas con distintos puntos de vista sobre la moda. Den click aquí y lean mi texto en la página 39. Y, por supuesto, cuéntenme si les gustó y, de no ser así, qué debo tomar en cuenta. ¡Gracias!

2 comentarios:

Alphonse Doré et Noir dijo...

Aldo, respondo aquí a tu post anterior. Me encantó el análisis que hiciste sobre el auténtico significado de la industria textil, y tratarlo como un tema empresarial y no exclusivamente de diseño.
Bravo.

Key dijo...

dos cosas:
1) yo tambien tengo esa percepcion, sobre todo en las ultimas temporadas,de la poca practicidad de,no solo esta, sino de muchas marcas. Son grandes diseños pero muy impracticos y poco usables.
2)me haces darme cuenta de que tengo que actualizarme años luz en todo lo que me he perdido en mi ausencia! hehe

saludos :D