jueves, 23 de mayo de 2013

Fin


Cuando abrí este blog, hace un poco más de 5 años, nunca pensé qué tan lejos llegaría, cuánto postearía o si esto sería una muestra más de mi inconstancia, la cual me ha hecho abandonar clases extracurriculares, regímenes de ejercicio, relaciones insatisfactorias (algo muy positivo de ese asunto) y demás. Sólo dejé que fluyeran los posts y no me propuse nada.

A pesar de ello, siempre hubo un momento que me resistí imaginar: el día en que escribiera mi post de despedida.

Pero ha llegado el momento, y mientras redacto esto tengo algunos problemas para continuar porque quisiera decirles muchas cosas y hacerlo kilométrico como solía ser mi costumbre pero no sé qué tanto pueda hacerlo.

Deben haber notado que, desde octubre, ya no publiqué más. Es algo normal en la blogósfera y en sí me quedé con muchas cosas que quise postear pero ya no me era posible. No me estoy justificando porque tengo borradores de ello y creo que se quedarán archivados, lo cual es algo muy triste.

OK, estoy dándole muchas vueltas al asunto así que les explicaré por qué me voy en un solo párrafo: desde noviembre soy reportero de moda en Reforma, uno de los periódicos más importantes de la Ciudad de México.

Es un buen momento profesional de mi vida y me enorgullece decirlo porque tuve otros trabajos que no eran lo mío (como aquella vez en 2011 en que fui community manager en un coso de páginas web y la pasé bastante mal) y básicamente mi vida dio un giro de 180 grados el año pasado. Es algo que agradezco y que sucedió en gran medida gracias a este espacio.

Pero también debo decirles que, a pesar de que no tenga tiempo y ya no pueda bloggear, hay otro motivo por el que dejé la blogósfera: ya no me sentía a gusto aquí.

(Qué fuerte, ya sé, pero antes de que peguen el grito en el cielo, déjenme explicarlo y necesito ser especialmente cuidadoso para evitar malos entendidos)

Si les soy muy sincero, mi estilo en Aldo en los tiempos de la Haute Couture siempre fue algo denso. Vaya, hasta el nombre lo es. Y en estos momentos, los blogs más exitosos implican más protagonismo, entradas fáciles de leer (y con buena infraestructura para contenidos como videos, sesiones e infografías) y demás. No estoy diciendo que sea malo, esa es la tendencia del momento y reconozco que no puedo seguirla por tanto por elección como por limitaciones de tiempo y tecnología. No estoy resentido con esa tendencia: existen otros sitios que están haciendo un trabajo espectacular, y no lo digo porque sea amigo de varios de ellos.

Esto de la reporteada de moda tiene menos glamour de lo que imaginan pero me gusta, estoy aprendiendo y quizá me dé más oportunidades de las que imagino. Por eso he decidido dejar que las cosas sucedan del mismo modo que lo hice con este blog. La única condición que me puse fue dejarlo cuando ya no estuviera satisfecho.

Mientras tanto, no sé qué vaya a pasar dentro de los siguientes días, meses o años que dure trabajando para Reforma. A lo mejor me pasa que, después de vivir durante todos mis 20 encantado por la moda decida un cambio de carrera (le ha pasado a algunas personas que conozco) o me enamore de otra fuente periodística o me retire o algo. Lo dejaré suceder. Pero en este momento es hora de cerrar un ciclo e iniciar otro, con todas las altas y bajas que me esperen.

He decidido no cerrar este espacio porque si llegué tan lejos fue gracias a mis lectores, que comentaban y difundían mis entradas y hasta me echaron porras con los momentos difíciles de mi vida. Me duele dejarlos pero ojalá que puedan leerme ahora que me voy a un medio impreso.

Y me voy infinitamente agradecido con el blog y con las relaciones que formé. He conocido gente maravillosa y espero que me sigan acompañando en este nuevo inicio. Ustedes saben quiénes son y lo mucho que los quiero.

Había pensado dejarles un epílogo, un Decálogo del Buen Blogger (que se lo encargaría a Boti o a alguien más porque no me considero un ejemplo a seguir) o algo parecido pero al final terminé por dejar un espacio para Preguntas Frecuentes que pueden visitar aquí. Ahí pueden encontrar desde tips hasta apreciaciones personales sobre otras cosas.

Mis otras cuentas seguirán funcionando con normalidad. No sé qué hacer con el Facebook de Aldonáutico (gracias a todos los que dieron Like y siguieron mis actualizaciones) pero Twitter, Pinterest, Tumblr, Instagram y demás seguirán subiendo contenidos. Flickr no porque le perdí el gusto hace mucho tiempo.

No puedo evitar mirar hacia atrás y ver qué tanto he crecido durante estos 5 años. Fue una de las mejores experiencias de mi vida y nunca la olvidaré. Pero agradezco mucho a la gente que creyó en mí desde el inicio y nunca me dejó solo.

¿Y saben qué? También agradezco a la gente que no creyó en mí porque es muy satisfactorio ver que, al menos en este aspecto, sí tuve la razón y pude crecer sin su ayuda.

Mientras tanto, muchas, muchísimas gracias. Y, si viven en la Ciudad de México o alrededores, léanme los sábados en el suplemento de Moda de Reforma.

Gracias, sepan que los quiero y que no olvidaré estos 5 años junto a ustedes.

6 comentarios:

etiqueta rigurosa dijo...

Pero como??? Recién retomo el mío y algunos blogs que seguía ya no son más... Toda la suerte del mundo con tus proyectos.

Pablo Ortegón dijo...

Durante estos cinco años, puedo decir que al menos he estado a lado tuyo 4, era algo nuevo en esto de los blogs hace años, sin embargo encontrar el tuyo y leer cada día tus opiniones de la moda en México, me impulsaron finalmente a hacer mi propio blog, por lo que ahora que es el fin de este espacio como tal pese a que su permanencia estará en la red hasta que el internet desaparezca o en dado caso, lo elimines, lo cual no creo que suceda, lo primero que te tengo que decir es Gracias. Espero poder llegar a un espacio similar en el que te encuentras ahora como el suplemento del diario Reforma, sé que todo llega a su debido tiempo, sin embargo también como parte del ser blogger me he estado enfocando en otros asuntos de los cuales me siento en total confianza decirte más adelante. Me ha gustado tu sección de Preguntas y respuestas, especialmente la cuestión que mencionas del Halloween Fever, en estos tres años que he llevado de blogueo solo una tienda online me ofreció darme un descuento el cual no aproveché porque no encontré algo que realmente me llamara la atención en su sitio, sin embargo me llevé tal alegría al saber que uno de mis lectores compró gracias a mi post en dicha e-shop lo cual me hizo sentir bien. No se me ha acercado nadie de nuevo y sé que aun soy nuevo en algunos pasos para llevar un blog a diferencia de otros en mi ciudad en los que las fotos de fiesta prevalecen, mi contenido ha ido cambiando con el paso del tiempo y la continuidad entre posteo también, sin embargo gracias a contenidos de blogs como el tuyo, sé hacia donde me quiero ir y las oportunidades vienen y van, algunas no las he podido tomar pero otras estoy seguro que si podré tenerlas. Esto es mi opinión ahora, a las 3.36 de la mañana, quizás al rato vengan a mi cabeza otras cosas que escribirte, sin embargo hasta ahora, nuevamente reitero, gracias Aldo. Por estos cinco años de bloggeo.

Abrazos,
Pablo

thefashionistalovers.blogspot.com

Marquis de Lannes dijo...

Aunque te vallas, espero que no me olvides...
Besos.
M.

Kokurox dijo...

Una noticia triste, pero me da gusto que lo hagas por cuestiones personales positivas y que te vamos a poder seguir leyendo por otos medios.

Como escribió mi idola Carine Roifeld en la carta de la editora de su ultima Vogue Paris:

"Es porque todo tiene que terminar que todo es tan hermoso... Hasta pronto"



Mar_ghost dijo...

Te quiero amigo y sé qué regresarás a este espacio cuando tú lo quieras. Abrazo y mucho éxito.

Anónimo dijo...

Acabo de descubrir su blog y me entristece no haber llegado a tiempo. Le deseo suerte en su nueva etapa.
Un afectuoso saludo.