lunes, 9 de noviembre de 2009

My Current Obsession: 1969- Boards Of Canada

Hace mucho que quería hablar de esta canción, pero no conseguía poner mis ideas en orden. Aprovecho un momento de claridad mental para presentarles una de mis canciones favoritas (en una lista interminable estaría dentro de las cincuenta primeras). La canción se llama 1969 y la banda/colectivo/duo/lo que sea se llama Boards Of Canada.

Curiosamente la banda no es de Canadá y prácticamente no tienen qué ver con el país en cuestión. Marcus Eoin Sandison y Michael Sandison conforman Boards Of Canada. Son dos hermanos escoceses que sólo se dedican a la música y por tanto evitan aparecer en medios y realizar conciertos. Es una pena puesto que escucharlos en vivo sería una de las mejores experiencias de mi vida.

Ellos tomaron el nombre por el National Film Board Of Canada, una institución que ha creado excelentes documentales sobre naturaleza canadiense desde setenta años. La organización no sólo ha creado documentales: los cortometrajes que produce son excelentes porque usan técnicas de animación combinados con buena música –vi uno hace unos cuantos meses en televisión y me encantó-. Hasta hace no mucho, también tomaban hermosas fotografías de la naturaleza .

La música de Boards Of Canada es una electrónica muy relajante, del tipo de música que está a años luz del psycho y demás vómito melódico. De hechom algunas publicaciones de música los catalogan como IDM (Intelligent Dance Music), porque colectivos como este y otros están integrados por personas que buscan crear canciones sofisticadas con elementos puramente electrónicos. Las canciones de Boards Of Canada está bien planeadas y son muy tranquilas, por lo que son ideales para hacer tarea, manejar y demás actividades que impliquen concentración.

Los descubrí por casualidad. Hace algunas eternidades era un adicto del MySpace, y, como ustedes saben, tuvo en su momento una gran utilidad como herramienta para la difusión de músicos independientes, porque ellos subían sus canciones y uno tenía la total libertad de descargarlas y criticarlas. El punto es que por alguna razón que desconozco llegué hasta Boards Of Canada y los amé desde el primer instante.

Se volvieron casi inmediatamente una de mis bandas/colectivos/duos/lo que sea favoritos porque ´sus canciones evocaban muchas cosas para mí, me relajaban y sonaban atemporales a pesar de tener algunos años en circulación (la canción de este post tiene más de siete años).

1969 viene dentro de un disco llamado Geogaddi, en el cual Boards Of Canada decide ser un poco más psicodélico. Las canciones y la estética del disco evocan a los fractales y a las formaciones geométricas de los copos de nieve y los caleidoscopios. Pero los títulos de sus canciones no tienen mucho que ver con la geometría. En fin.

El disco es particularmente optimista y me hace evocar en algunos momentos al invierno. Quizá esta sea la intención, ya que en este disco vienen sampleados algunos fragmentos de la National Film Board Of  Canada los cuales, por cierto, filmaban gran cantidad de sus priducciones en el Ártico.

No sabía que en algunos sectores Boards Of Canada y canciones como esta sean motivo de polémica. Algunas personas creen que tienen mensajes subliminales y han reproducido las canciones al revés. Sinceramente, escuché un par y  lo único que lograron fue causarme una gran incomodidad porque no suenan bien.

Ahora bien, las personas que se alarman con esta música afirman que la canción se inspiró en un culto religioso (los davidianos), ya que en 1969 algo importante sucedió en su historia. No hago mucho caso a esto porque, entre las dos o tres cosas que he aprendido sobre comunicación está el hecho de que los mensajes subliminales están sobrevaluados, ya que su efectividad es menor a la que la gente cree. Pero bueno, los hermanos Sandison dicen que es una de muchas referencias que tomaron en cuenta al componerla. Sin embargo, dicen, pensaban más en un momento histórico en el que el mundo estaba particularmente esperanzado.

Al investigar para esta entrada leí esta declaración y confirmó las imágenes mentales que me venían a la mente al escuchar esta canción: el flower power de los hippies, el momento más emocionante de la era espacial (la llegada a la luna), los frutos de la revolución social estimulada por la época. La alegría colectiva. Lo maravilloso que puede ser el cambio. El punto final a una de las décadas más frenéticas que tuvo la historia.

Creo que no debo agregar más, puesto que esta canción, como casi todas las de Boards Of Canada son para los sentidos y no para la razón. Si les es posible, compren o bajen sus tres discos (Music Has The Right To Children de 1998, Geogaddi de 2002 y The Campfire Headphase de 2005) o chequen el remix que hicieron a una canción de Beck, les van a gustar mucho ytendrán algo inusual para escuchar y relajarse.

7 comentarios:

Sr Q dijo...

Que bonita foto tienes en el lateral, Jerry Hall para Thierry Mugler. Saludos ;)

Guapólog@ dijo...

Tu canción buena y diferente. Tu post, magnífico como siempre.

Un beso grande, guapo!

Simone

Marquis de Lannes dijo...

Mañana, no trabajo, asi que voy a ir a la FNAC y voy a buscar...
Gracias por la idea!
Besos!

erichben dijo...

A mi tambien me gustaba esa cancion y la escuhce en FTV, pero no me acuerdo si la pusieron en un clip de modelos, tendencias o de diseñador, ya ni se pero alfin se el titulo.

KELDA dijo...

me encantas!! gracias

Ald0rad0 dijo...

Sr Q: Jerry Hall es inigualable. Saludos!!!

Simone: Boards Of Canada te va a gustar, son trsnquilones y muy relajantes. Besos!

Marquis: Comprarás sus discos? :O

ErichBen: No sabía que la usaran para la moda, pero queda bien. La tengo yo, te la paso.

Kelda: Tmb amas a Boards Of Canada?

MRL dijo...

Uy, qué bien se oye. De esas cosas felinamente buenas. Saludos!!