lunes, 12 de abril de 2010

Inocencia y Juventud

Ustedes saben que tuve unos desfiles favoritos de primavera. Pero saben también que algunos deben macerarse para que me gusten. No es una novedad, por ejemplo, que los desfiles de Balenciaga me terminen agradando después de un par de meses en los que digiero las formas y las ideas.

Se supone que una colección es un discurso, un mensaje bien configurado que se expresa con una gran combinación de factores. Un buen diseñador comunica hasta con una pestaña sin maquillar. No les debe sorprender entonces que me refiera a Miu Miu como una de las colecciones que más me ha fascinado de la temporada entera.

Miuccia Prada no deja de sorprenderme. Hoy por hoy es una de las diseñadoras que crea colecciones con una gran profundidad conceptual. No se limita con evocar o proponer universos alternos, responde a preguntas concretas.

La pregunta para Miu Miu fue “Innocence and youth. What do they mean today in a world that’s so the opposite?”. ¿Realmente se puede contestar a esa pregunta con una colección? Se puede hacer un libro entero sobre el tema. Es más, se puede hacer una tesis –de licenciatura o posgrado- sobre la pregunta y las respuestas de Miuccia en otras colecciones y compararla con la opinión de filósofos y científicos sociales (les cedo el tema, pero no olviden darme crédito si se avientan una tesis como esa, ¿eh?). Pero parece complicado responder con una colección de unas cuantas piezas.

Podemos empezar a analizar las respuestas de Miu Miu con lo más obvio: la ropa. El look parte del cliché: la jovencita seductora. Una moderna Lolita, tema que hemos visto en las pasarelas una y otra vez encarnado por personalidades como Kate Moss y propuesto por Chanel, Michael Kors y Lacoste.

97363834.jpg

Miuccia Prada acepta el reto de contestar su pregunta con un cliché que ha invadido la cultura contemporánea: desde las estrellas de Disney Channel hasta la industria pornográfica –pasando por Britney en su años mozos, cómo no- han apostado por esa imagen y les ha resultado. O no me digan que esa individua llamada Miley Cyrus no vende esa imagen con sus diecisiete años, sus tops ombligueros y sus faldas preocupantemente cortas.

Pero en Miu Miu esto es una referencia cruzada. Salvo Tavi (la blogger superestrella de trece años), ninguna adolescente realmente ingenua se vestiría con esto. Ni en un millón de años. Simplemente son prendas que acentúan las características que ella pasaría por alto: son vestidos de cuello alto pero con transparencias, lentejuelas estratégicamente colocadas y retazos de tela que cubren las zonas que distinguen a una mujer de un hombre. Es sólo un disfraz.

En la entrada anterior mencioné brevemente que los 60 popularizaron la idea de que las mujeres (y hombres) se vistieran como niños con las rayas marineras, las batitas y los shorts. Esa idea resurgió la década pasada con la juventud como una virtud. Aún hoy alguien es atractivo por vivir “la estúpida belleza de los veinte años” como decía un profesor en la escuela.

Las prendas de Miu Miu acentúan esa estúpida belleza. Vestidos de colegiala aderezados por estampados de perritos, pajaritos, gatitos y algo inquietante: mujeres desnudas.

Las mujeres desnudas son una muestra de que la inocencia en el discurso de Miu Miu es relativa. Es sólo una apariencia y uno no se debe fiar de las apariencias porque son engañosas, ¿no?

97363822.jpg

En el desfile hubo una presencia aparentemente inconexa: el filme de terror Cat People, en el que una mujer y una pantera pueden o no ser la misma entidad.

Cat People se puede analizar por sí sola. Es un filme de terror en el que la sexualidad reprimida del personaje y sus celos toman la forma de un felino de gran tamaño y un gusto por la sangre humana, y la duda de la audiencia, porque la metamorfosis nunca se muestra.

La versión de 1982 puede librarse de la censura y establecer una relación más directa con el sexo y la mujer pantera, que se transforma ante nuestros ojos. No he visto ninguno de los dos filmes, pero me interesa más el primero (así que ya saben qué regalarme para mi cumpleaños).

La referencia a Cat People está presente en muchos aspectos. No sólo son los estampados donde la pantera feroz está reducida a ser un gatito inocente, sino en la música, cortesía del gran DJ Fréderic Sánchez, quien ha trabajado con Prada desde hace un tiempo.

David Bowie le da un tono siniestro al desfile. Podemos identificar un desfile de Miuccia Prada cuando éste tiene un aire siniestro difícil de ahuyentar. Salvo excepciones, la oscuridad en las colecciones de Prada y Miu Miu es discreta pero persistente.

En este caso se combina con el misterio del salón donde se exhibe el desfile, en París. Las luces bajas y los decorados antiguos se funden bien con la música y el tema.

Giorgio Moroder es la referencia abierta a la sexualidad. El ritmo de la música, como lo mencioné en otro post hace no mucho invita a un ambiente más íntimo y propicio a lo sensual. Ya ni les menciono los susurros de Moroder: escuchen la canción entera y convénzanse.

Los zapatos de tacón ancho pueden ser una referencia al filme original (recuerden que en los cuarenta los tacones de aguja no se habían inventado aún), pero también hacen referencia a los zapatos Mary Jane. Un zapato descubierto con una traba en el empeine, que anteriormente era exclusivo de las niñas y ahora es fetichizado por marcas como Prada e Yves Saint Laurent.

Al respecto de la colección, un amigo me sugirió que el maquillaje y el pelo están inspirados en Vírgenes Suicidas de Sofia Coppola, esa historia trágica sobre unas jóvenes condenadas por su propia inocencia.

Dudo que Pat McGrath (maquillista) y Guido Palau (peinador) evocaran la estética del filme con el pelo y un maquillaje muy discreto. Esto puede ser una muestra de cómo se busca reforzar el mensaje en todos los sentidos.

Los peinados no se parecen del todo a los de la película de Coppola. Pero el pelo por sí sólo simboliza algo: cuando está suelto y alborotado simboliza la libertad sexual. No necesito explicarles por qué.

Las trenzas y el pelo apretado son un indicador de la represión sexual. De nuevo, una contradicción: el pelo en Miu Miu es una larga trenza hilada como al descuido.

Respecto a la campaña, creo que es el refuerzo final. El problema con el discurso de una colección es simple: se diluye en las campañas publicitarias. En esta ocasión, Miu Miu se salva de esto.

La imagen es Lindsey Wixson y su presencia no es fortuita. Es una chica de 15 años, tranquila e inocente, vestida, con el pelo lacio, sin mayores elementos mas que ella y las prendas.

Muchos de ustedes criticaron el uso del Photoshop para alargar las piernas de Lindsey. Yo creo que no es muy apropiado, aunque acentúa el mensaje: son unas piernas muy delgadas, como de niña, pero con una longitud perfecta para el concepto de belleza actual.

Las piernas son una zona erógena por excelencia. Las faldas ultracortas ya no son un escándalo ahora, ni en las niñas. Pero las extremidades inferiores siguen siendo poderosas. Realzan la figura más “imperfecta” (según los criterios de alguien como el tío Karl, por supuesto) y el sex appeal se multiplica con una falda y unas sandalias de tacón.

La inocencia y juventud de Miu Miu son perfectas para el mundo actual en el que ser joven es una virtud y la inocencia ideal es un mero disfraz. Retomo el ejemplo de Miley Cyrus como la adolescente que se viste con ropa cortísima y canta melodías bobas.

 

Otro amigo me sugería que la respuesta de Miuccia Prada es altamente irónica. Es probable que tenga razón. Pero creó una colección impactante, con un concepto profundo y símbolos por doquier. ¿Creen que el mensaje de la colección fue exitoso?

10 comentarios:

Gratis total dijo...

me ha encantado el post, qué bien escrito está!

JuanP. dijo...

Yo no puedo ver todo lo que tú, por que tu analizas, como dices, te toma tiempo antes de que te guste una colección, me encanta leer esto, es bello, es poderoso, pero más la humildad al ser escrito es lo que me fascina... Perfecto!

Saludos! (n_n)

aurinkuus dijo...

Soy una fashion junkie sin conocimientos certeros sobre el tema, nunca hubiera imagino tal analisis para una pasarela y me encanta. Muy buena redacción, y excelente relación con otros temas. Feliz de haberme topado con tu blog me atrevo a decir (aún sin recorrerlo por completo) que me parece magnífico.
Saludos

Monsieur Noir dijo...

El final de la mujer pantera es trágico, al igual que el destino del hombre que observa a la mujer Miu Miu.
Yo pensé en el observador en lugar de la observada, de la inocencia seductora…
Saludos!

L De dijo...

ay como me gustan tus posts!
a mi esta coleccion tambien me gusto mucho.

si tuviera el dinero me compraba varias cosillas jeje

un besote!

Esmoquin room dijo...

a mí me encanta la colección de Miu Miu... y me pasa algo similar con Chanel como a ti te pasa con Balenciaga, jejejejeje.

Un abrazo,
Jose

EDUARDO dijo...

a mi lo que me da miedo es cuando Miu Miu esta mejor que Prada....

noesisobsession dijo...

Wow! Me encantó tu analisis de la colección! Los detalles que ves en cada elemento que la compone la hace ver más prounda de lo que yo podría ver con mis limitados conocimientos.
Gran post! Lo disfruté muchísimo!

KIRAFASHION dijo...

Me encanta mucho la estampa de gatunos :)))

Guapóloga dijo...

Comercialmente es un éxito. En lo personal, no me gusta mucho. Pero el maquillaje y el peinado, definitivamente rulean ;)

Por cierto, te dejé un comment en mi blog sobre el curso de escritura. Pero te lo digo aquí: curiosamente el curso es completamente técnico, sobre cómo se escribe un press release, cómo se debe sustentar la info para que el escrito tenga verdadera validéz... Y el estilo de escritura definitivamente lo varío según el tema del que hable y, en el post de Carla Fernández, me pude dar vuelo ;)

Besos!