martes, 27 de julio de 2010

Y me he fascinado contigo

A veces me cuesta trabajo expresar lo mucho que me fascinas.

Decirte que, aunque seas una idea (ficción, un look) el mundo sin ti no sería igual. Tendría mucho menor color, seria más aburrido.

Que tienes la capacidad de hacerme soñar contigo sin cerrar los ojos. De una forma que no me explico aún me transportas a un universo que no es el mío. Sí, estoy en los 50, pero con un mejor contexto y aunque el clima no es mi favorito, puedo pasarla bien contigo.

Creas un mundo efímero pero hermoso y totalmente disfrutable. Como en una película donde todo es perfecto y los personajes tienen un gran porvenir. Donde al final los protagonistas caminan hacia el horizonte tomados de la mano. Y sé que todo esto podría causarle náuseas a otros, pero a mí me gusta y sobre todo si estás tú.

Haces olvidar mis problemas y los de muchas otras personas sin aconsejarnos. Desatas reacciones químicas en el cerebro. Secas lágrimas. Pero realmente no nos dices muchas cosas para hacernos mejores personas. Eres como una bañera llena de agua caliente y burbujas.

No le tienes miedo a la sensualidad y a recordarme que tu escote es bello porque sobresale, pero no se derrama. Tu aspecto saludable me parece encantador, tienes color y vas dejando la palidez atrás, como si hubiera sido un mal sueño. Y eres diferente, tienes una elegancia natural que creía perdida, pero no sé bien cómo explicarla.

Logras que tu música se vuelva mi música y los lugares más anodinos a los que me llevas sólo me recuerdan a ti. Una fuente ya no es una fuente (en realidad, después de haber visto La Dolce Vita, nunca volvió a ser igual mi relación con las fuentes, pero sabes a lo que me refiero).

Sé que me gustas porque te ves como algunas de las personas que más me gustan: Brigitte Bardot, Anita Ekberg en La Dolce Vita, una Audrey Hepburn postadolescente. Y aún pareciéndote a ellas, sigues siendo tú.

Y no me importa que no seas "original" y que haya visto muchas cualidades tuyas en otras ocasiones. Las sabes presentar de un modo bastante raro porque sé que no es nuevo pero de todos modos te siento como un soplo de aire fresco. Y no te puedo comparar con nadie, para mí eres única.

Quisiera meterme a una fuente contigo y olvidarme de todo. Creer esa ilusión de que en este mundo estamos sólo tú y yo. Caminar bajo la lluvia (contigo debe ser menos horrible) durante horas y escucharte sin que me hables. Porque conozco bien tu lenguaje a pesar de no haber estado familiarizado con él desde el principio. Y lo que nos dices a todos es lo mismo, pero varía. A veces los otros te escuchan con atención. Otros te conocen poco pero les agrada lo que les dices. Y yo te he escuchado por horas, días, semanas. Cuando estoy contento y cuando no.

Me gustaría tomarte entre mis brazos y darte muchas vueltas tan solo por ver cómo se mueve tu falda cuando giras sobre tu propio eje. Eres, en conjunto, una de las cosas más hermosas que he visto en mi vida y me siento afortunado de haberte conocido.

Y siento ganas de verte una y otra vez y olvidarme de que tengo que terminar mi tesis, contestar correos, todo. Porque a cada segundo de verte y oírte voy a sentir algo que me cuesta describir, sólo sé que es muy hermoso.

De esbozar una sonrisa pícara (y de triunfo, de seguridad y de orgullo, cómo no) como cuando alguien exclama un "Ah, Laetitia!" y ella reacciona positivamente. Encuentro ese gesto irresistible.

De justificar tus fallas diciendo que con el tiempo cambiarás o aprenderé a vivir con ellas. En el fondo, sé que no lo harás pero nada de eso importa ahora.

De escuchar "tu" canción, una y otra vez y preguntarme si estaré embrujado por ti. O si me habrás drogado con tu encanto, porque te juro que esto no es normal.

De admitir que soy un cursi. Sí, me encantan esos scores de las películas llenos de violines y demás lugares comunes. Una de mis escenas favoritas del mundo entero sucede en una fuente, y es cursi. Me encanta acurrucarme en mi sillón con una manta para ver películas (comiendo miles de palomitas de maíz), una idea cursi. Y no me importa realmente que me lo digan.

De admitir que me has dado en el mero centro.

 

Valga el lugar común, me has robado el corazón.

--------------

 

Cuando una sucesión de 54 conjuntos de una colección me hace sentir eso, concluyo que la moda no es industria frívola, puede llegar a ser sublime como el amor. Y que en realidad me gusta el tema principal de este blog.

13 comentarios:

JuanP. dijo...

Esta colección en principio se me hizo complicada para digerir, no me gustaba, así como la cuentas, cambia mi perspectiva, y acepto, creo que los cortes, las siluetas y todo junto es una maravilla, perfectamente bien ejecutada, así que comparto tus ideales, totalemente, que bonito.

Saludos! (n_n)

Marquis de Lannes dijo...

Durante algunos segundos, al leerte, crei que hablabas de mi...
jaja!
Besos guapeton!
M.

Alphonse Doré et Noir dijo...

Me encantan esos "destellos" que a veces bien al observar ciertas cosas.

akari, miss egotist dijo...

No sé si será cursi, yo creo que es imposible no cambiar tu concepción sobre las fuentes después de ver La dolce vita!

Un beso :)

Monsieur Noir dijo...

Esta colección me parece muy muy linda, simplemente por como acepta el cuerpo de la mujer y lo hace elegante.
Espero que esta sea la tendencia más fuerte de la próxima temporada.

Saludos!

L De dijo...

dios que hermoso post!!!
que hermosas palabras!!
osea la coleccon es super linda y me gusta muhcisimo pero es que la describes de un modo taan poeticamente romantico y lindo,
y despues de leer tanto sobre fuentes me quedo la duda y vere la dolce vita que no la e visto.

bueno un besote guapo!!!

Ismael dijo...

Ahora releean este post escuchando "Michelle" en la versión del Ron Eschete Ensemble (http://www.youtube.com/watch?v=eYV6I_hgjko)...

Sublime... Qué grata coincidencia...

Saludos. Isma

Kate_Sgulp! dijo...

Bravo!!! esta colección gana mucho con el tiempo. Se hace más ponible y más deseable.

P.D.(Que gran película Network!!!)

Besos.

Alexander Damien dijo...

Ay, y lo mejor de todo es leer lo que dicen los enamorados de la moda como tu.
Besos!

Diabla Región 4 dijo...

Cada día me gusta más lo que escribes!! En realidad yo me fijé más en el texto pero, por dios, yo también me he fascinado con esa colección, creo que usaría todas y cada una de las prendas, es hermoso.
un abrazo!!!

Ald0rad0 dijo...

Juan P: Es que es HERMOSA!!

Marquis: Mail en tu bandeja de entrada, jajajaja.

Alphonse: Esto más que un destello fue un resplandor para mí.

akari: Por esa escena vale la pena toda la película (la cual es buena).

Monsieur Noir: Ojalá que sí!!

L De: VE LA DOLCE VITA. AHORA.

Isma: Qué bonito :3 Gracias por acordarte de mi. Saludos!!

Kate: Vale toda la temporada por verla.

Alex: Gracias :D

Diabla sin ley: Gracias por la flor :) La colección es una de las cosas más hermosas y ponibles que he visto en mi vida.

Para mí, desfile más perfecto (de toda la temporada) no puede haber. Ni Balenciaga con su piso cubierto de LEDs. Ni Rodarte, ni Prada con la música misteriosa (ya lo comentaremos en su momento). Es más, ni Alexander McQueen. Nada es tan hermoso como modelos (en su mayoría) de apariencia saludable caminando por una fuente al sonido de música cursi de los 50. Y de un fotógrafo arrancándole una sonrisa a Laetitia Casta (una mujer bellísima).

Eduardian dijo...

Me gusta la puesta en escena y los zapatos que he visto en Bergdorf Goodman son tan divinos que no se puede pedir mas.
El espíritu del desfile me recuerda mas que a la Dolce Vita a Roman Holliday y a Sabrina.

Ald0rad0 dijo...

Eduardian: ¿los has visto en vivo? Muero de ganas porque lleguen acá para verlos. Y si se puede, ver la ropa.