sábado, 27 de febrero de 2010

Flowers for Mrs Harris (post de Alphonse Doré et Noir)

(El post de hoy es de Alphonse Doré et Noir. Para mí, el blog de Alphonse es un blog de culto: se respira calidad y es como un espacio cómodo y encantador. No es una superestrella pero no le quita el sueño serlo. Es trilingüe y podemos leerlo en inglés, francés y español. Su estilo es suelto y refinado. Su gusto, exquisito. Sus posts son perfectamente aderezados con imágenes. Poco texto, pocas imágenes. Un pastel pequeño con una cereza. Esta entrada surgió por un tema que discutimos hace un tiempo, un libro que nunca encontré. Les dejo con Alphonse).

--------

 

Me ocurre siempre sin falta. Cada vez que me meto en una pagina de personal-style no puedo evitar pensar en Mrs Harris. Esa encantadora chacha londinense, que ahorró el suficiente dinero como para irse a Paris a comprarse un vestido de Dior, aunque supiera que nunca podría usarlo. Mrs Harris salió de la imaginación del escritor Paul Gallico, pero no por eso resulta menos entrañable.

Me encanta comparar las dos situaciones; por un lado una chica Voguette y por otra Mrs Harris. Comentaba con una amiga que los desfiles son un universo paralelo. No es difícil sentirse fuera de lugar. Y a veces la máxima de mi madre (Es mejor pasar desapercibido por bien vestido, que llamar la atención por mal) no funciona. La gente que asiste a los desfiles, por supuesto quiere verlos, pero cada vez más, la gente va a exhibirse. Están más preocupados en ser vistos que en ver la ropa.

La gente ha perdido esa forma romántica de ver la ropa. La ropa digo, no la moda. Me refiero a ese enamoramiento por el color, la textura, la forma, e incluso el diseño. Olvidemos de si es Chanel, Dior o Balenciaga. Admiremos solamente la prenda. Olvidemos con qué podríamos usarla o dónde. Olvidemos lo que dirá la gente, si nos envidiarán o se reían.

Admiremos solamente la prenda.

 

Mrs Harris simply felt that if one owned a dress so beautiful that it cost four hundred and fifty pounds, then there was nothing left upon earth to be desired.

7 comentarios:

EDUARDO dijo...

Aldo me parece fantastico esto que estas haciendo con tu blog, felicidades...

JuanP... dijo...

Me parece un bello escrito, aunque no entendí mucho de él, pero es bello...

Saludos! (n_n)

Key dijo...

es pequeño pero que hermoso!
me encanto yo tamb kiero leer el libro :S

deveras que me dejo una sonrisa :)
besos

Guapóloga dijo...

Entiendo lo que dice Alphonse, lo percibo a través de las fotos más y más estudiadas de las personas que salen en los blogs. Para todos los gustos y estados de ánimo hay -Gracias Dios!- Pero sí, las semanas de la moda son cada vez menos sobre ropa y más sobre moda de la que se vuelve efímera...

Felicidades una vez más, Aldo! Besos muchos!

Sr Q dijo...

Aldo, felicidades por los dos años ;)



En cuanto a Alphonse Doré et Noir no sé si lo he dicho alguna vez, pero si tuviera que reducir mis links a cinco el suyo no lo borraría jamás. Es para mí mucho más importante que otros blogs con más visitas, sin dudarlo ni por un segundo. Es inteligente, con la dosis justa de ironía y frivolidad, y sobre todo real. Lo adoro.

Alphonse Doré et Noir dijo...

Aldo, muchísimas felicidades. Y que sigas mucho tiempo en la red.

Y muchisimas gracias por esa pedazo de presentación. Creeme cuando te digo que me la guardo. Ya sabes que yo no suelo seguir el juego del: tu me alabas yo te alabo asi que es sincero.

Y un gracias honorifico al Sr Q por sus halagos. Que un blogger de su nivel te diga eso... francamente, entre la presentación de Aldo y ese pedazo piropo, me habeis alegrado el día, la semana y el mes.

Y ya paro que el cumpleaños es de aldo, y me está saliendo la vena cursi.

Holly Golightly dijo...

Alphonse, un blogger que no es otro más. Me parece uno de los "pocos ingleses" que pueblan el ciberespacio. Destila humor, ironía, un toque de crueldad mezclado con comprensión y consideración, buen gusto, un aire irreverente y de respetabilidad y, al mismo tiempo, un delicioso monólogo que se convierte en diálogo. :)

Un beso