martes, 16 de noviembre de 2010

Fotos del Vogue Choppin’ Expiriens y así

Resulta que mientras estaba en reclusión de tesiseo (algo que me salté en este momento y por el que ñoñearé mañana) mi “estación de trabajo” se puso rejega con el internet. Aplaudo el esfuerzo del destino por enfocarme en mi tesis (y hasta el momento ha resultado) pero me desesperaba un poco el no tener mis programas para bloggear sin tanto problema.

Como les decía, el no estar en mi “estación de trabajo” me forzó a copiar y pegar mi entrada en Blogger, hacía casi un año que no lo hacía. ¿El resultado? Un completo desastre. Si tienen Office 2007 utilicen la opción de bloggeo directo o si pueden conseguir un programa para bloggear desde fuera (pregúntenle al Ornitorrinco, díganle que van de mi parte :P), háganlo porque se nota la diferencia y nos quita mucho tiempo que podríamos aprovechar en otro post, por ejemplo.

El punto es que la entrada anterior fue un FAIL con los links, y le iba a poner las fotos del evento, pero mejor hago otro post con él. Ya conocen los pormenores del evento, ahora vean algunas imágenes. Todas y cada una de las fotos fueron cortesía de Paola.

1

Gucci fue nuestra primera parada. En la boutique, además de tener la presencia de una maravillosa vendedora y de unos macaroons (yo nunca los había probado pero creo que entiendo la fascinación de todos, Sofia Coppola incluida, por ellos. Por cierto, ¿ya vieron Somewhere?) pudimos apreciar algunas cosas interesantes como vestidos de la última colección y otras cosas rarunas como los jumpsuits de 3 mil dólares.

2

Esta pobre mujer que ven aquí estuvo parada toda la tarde en el escaparate de Frattina. Aquí, además de ser acosados, encontramos que en Masaryk, lo caro y el mal gusto a veces son sinónimos. En este caso la pobre modelo iba bien vestida, pero si hubieran visto las prendas en la tienda, quizá estarían de acuerdo conmigo. Digamos que la planta alta, de Escada, era un regreso a una telenovela situada en 1998.

14

Al ver estos vestidos, Paola y yo hablábamos sobre nuestra graduación. Yo no fui pero ella sí y salvo los materiales, precios y el largo, los vestidos se parecían bastante. Y nuestra generación no se distinguía precisamente por ser muy estilosa. Eso sí, en el piso de arriba, el drama de los vestidos estaba a todo lo que daba. Pero no dejaron tomar fotos del drama de Escada y Bagdley Mischka.

13

¿No les da un poco de nostalgia de finales los 90? Como que yo tengo ganas de escuchar a los Vengaboys, usar colores chillones y ver capítulos de Sabrina, la Bruja Adolescente antes de que mis padres vean la telenovela. Alguno de los personajes (yo me imaginé a la suegra rica y malvada pero se vale cambiar de estereotipo) amaría vestirse acá.

15

¿No les digo? Ya en serio, los precios y la calidad de las telas no estaban nada mal pero entrar a la tienda sí era un poco nostálgico. Como a una época en la que Ivana Trump era la mejor vestida del mundo y, ¿por qué no decirlo? en la que que un lujo decadente-pero-conservador imperaba en los clósets de madres de familias millonarias hace más de una década. Seguro el señor Quinquillero sería extremadamente feliz en esa tienda.

4

Señores que aman Vuitton aunque nos nieguen el acceso a su tienda. Me pregunto si alguna actriz de telenovelas se estaba probando los vestidos de la nueva colección. Con eso de que gustan del escote…

Oops, ¿eso lo pensé o lo blogueé?

5

No sé ustedes pero a mi esta foto me encanta. Me gusta mucho el corte, la composición en general y los zapatos que fueron la locura de editores y clientes potenciales por igual. Debido a que en este blog amamos decir la verdad, les chismearé que costaban 22 mil pesos. Con eso podemos comprar 16.9 pares de zapatos en Zara con el mismo diseño pero en terciopelo y sin el moño. No bromeo.

6bn

No quiero los tenis, ni la bolsa. Quiero las revistas. Sin comentarios…

7

Me acabo de dar cuenta que nunca reseñé la colección de invierno de Chanel. La verdad es que me gustó mucho y los abrigos de piel falsa jamás van a ser lo que eran antes. Y es que Karl Lagerfeld puede apadrinar a modelos idiotas como Giabiconi y declarar cosas que nos escandalizan –con justa razón- pero es maravilloso. Encontramos en la tienda pocas prendas de invierno pero tienen cosas interesantes. Y es que algo de Chanel tiene altos estándares de calidad. Por cierto, si quieren post de la coleción, voten en los comentarios.

10

Afuera de Marc Jacobs. Una de las personas de la entrada –en Max Mara- fue la que se puso ruda cuando fui a recoger mi pasaporte. Y luego quieren que perdamos el miedo a las tiendas de lujo… (nota: no considero a Max Mara como tienda de lujo. Y menos con el hecho de que copien ropa de Balenciaga. La calidad es otra historia)

11

Un delicioso detalle en Salvatore Ferragamo. No nos hicieron mucho caso en la tienda pero al menos, las personas de catering siempre nos trataron bien en todos lados. Me imagino que es porque saben manejar grandes cantidades de gente de un modo eficaz.

Y yo nunca le doy la espalda a mis lectores pero si no, no apreciarían el detalle de esta mascada.

12

4 comentarios:

JuanP. dijo...

Pues muy buenas fotos, y curioso detalle del zapato vuitton, como siempre un gustazo leerle y pues hasta la próxima.

Saludos! (n_n)

Zorro dijo...

Muy informativo y las fotos excelentes. Por gusto personal no habría entrado a boutiques y tiendas de ropa en Mazaryk, pero un par de conocidas son adictas a ello... de cualquier forma nunca he sido discriminado como lo has comentado en tus últimos post :P

Compadre un detalle. Me acaba de saltar algo "Advertencia: Visitar este sitio puede dañar tu equipo", primera y única vez que ha pasado.

Saludos !

Ivan Goñi dijo...

muy lindas las fotos, es una buena idea la de vogue de hacer este tipo de eventos, quiza si hubiera estado mejor ejecutada... en una ocasion una dependienta en chanel me hizo el fuchi y entre que la mujer era una barbie haciendome muecas y lo intimidante de la boutique por si sola casi me hiperventilo y mejor me di a la fuga.
estaria bien una reseña sobre la coleccion de chanel yo voto a favor!!

saludos!! n_n

Guapóloga dijo...

Sí, reseña Chanel! Y, de paso, una de la crucero, ¿no? Al cabo que ya me mandaron mail de que está disponible en las boutiques (voy corriendo!) :P

Besos, qué bien la pasamos!