miércoles, 12 de octubre de 2011

I (NARS) You

 

Las pasarelas son muy teatrales, vendes una fantasía, pero me gusta pensar en las mujeres que usan mis productos cuando los creo.

François Nars

Tengo que admitir que hay marcas que nunca dejan de asombrarme.

NARS es una de las marcas de cosméticos que nunca tiene miedo de añadir más color y transformar a una persona en una bomba de glamour, algo que es una de las premisas básicas del maquillaje pero que en Nars se lleva a otro nivel.

Hablemos de su fundador, François Nars. Nacido en Francia, de niño estuvo rodeado de personas obsesionadas con el glamour. Sus abuelos eran fanáticos de Marlene Dietrich, mientras que su mamá vestía de Yves Saint Laurent, no salía de casa sin maquillarse y le prestaba ediciones de Vogue Paris, en ese entonces dominada por las fotos de Helmut Newton y Guy Bourdin.

El estar rodeado de belleza y sofisticación lo hizo estudiar en la Carita School of Makeup en París, y después de un cierto tiempo comenzó a trabajar para la edición estadounidense de Vogue y para fotógrafos como Steven Meisel, Irving Penn y Richard Avedon. De hecho, el texto con la foto que ilustra este post narra que Penn era uno de los fotógrafos más exigentes que ha pisado esta tierra y el maquillaje de Nars siempre cumplía con sus necesidades.

¿Qué hacía diferente a Nars de otros maquillistas en los ochenta y noventa? El uso del color y el añadir tonos intensos en los labiales, sombras y rubores para dar una cara distinta sin llegar al maquillaje estilo payaso. Y también su capacidad de evolucionar y dar distintas opciones a quienes intenten transformarse.

Marc Jacobs maquillado por Nars. Foto via Moda Capital

Al final, él aplica esa estética que presenció de niño con las fotos de Guy Bourdin, al grado que ha incluido sus fotografías en las campañas de la marca y quedan perfectamente, a pesar de haber sido tomadas a finales de los setenta. Para desgracia de Nars, Bourdin murió algunos años antes de que él lanzara su marca. Prometo extenderme más sobre la historia de Guy Bourdin y sus maravillosas imágenes en otro texto.

Lo que nunca deja de sorprenderme de la marca es esa actitud relajada y llena de color que no se ve tan frecuentemente en el maquillaje. Las referencias al sexo y a sitios paradisiacos (tienen un rubor llamado Orgasm y es uno de los más vendidos), colores frescos y fotografías divertidas y asombrosas al mismo tiempo (Kate Moss convertida en Dorothy de El Mago de Oz o Karen Elson transformada por n poco de delineador y labial) son parte de su encanto.

Parte de la campaña protagonizada por Heather Marks y proyectada en la presentación de NARS Cosmetics. Foto via Moda Capital

Pero creo que lo que más me ha gustado de Nars es la creación de 65 maquillajes distintos para el desfile de Marc Jacobs, otoño 2009. Sí, los ochenta nunca han sido mi década favorita y tengo varias dudas respecto a las prendas pero los cambios son asombrosos. Véanlo:

Y ahora, NARS Cosmetics está en México. Hace unos días presentaron toda la línea junto con algunas fotografías de François Nars y campañas publicitarias de la marca, así como algunas muestras de su colección de otoño, protagonizada por Mariacarla Boscono. Las amantes del color intenso y del maquillaje creativo y desenfadado tienen a quién recurrir cuando quieran transformarse.