viernes, 13 de febrero de 2009

Chicos GQ




En mi ahora -casi, aún no me resuelven nada- extinta Internship estuve en una oficina pintada de blanco y privada de ventanas. Esto suena a tortura pero en realidad era como entrar a una cápsula del tiempo y salir 4 horas después sin haber envejecido ni un minuto. El caso es que en la oficina estaba rodeado de gente interesante: desde la encargada de Relaciones Públicas, a la cual su pelo entrecano le daba un muy ligero aire a lo Mrs Robinson, hasta una de las encargadas de Registro de Obra (creo), una modernísima chica con un gran estilo, pasando por un diseñador gráfico con un excelente gusto musical, una investigadora madrileña que tenía una adorable Moleskine tamaño familiar (pido de favor que alguien me regale una, mi vida es muy desorganizada y sólo ese divino cuaderno me ayudaría a no hundirme más en el desorden)... y los dos curadores de los que hablaré.

La oficina no era como cualquier oficina del gobierno mexicano llena de intrigas y trabajadores vulgares e indolentes. Era algo interesante y en las 5 semanas en las que estuve me dieron bastantes libertades y estuve contento en ese cuarto seccionado donde se organizaban cosas de las exposiciones habidas y por haber. Creo que es lo más cerca que he estado del trabajo profesional en mi carrera. Pero en fin, como decía nuestra querida (jajajaja) Angelina Jolie para justificar su adulterio, 'it is what it is'.

El punto es que, entre los personajes que encontré están A. y R. A. es curador pero creo que también tiene un rol activo en encontrar financiamiento para el museo. R. es curador e investigador y básicamente monta las exposiciones y selecciona piezas a exponer.

A., como les dije en el post anterior, viene de las Canarias. Al principio creí que era argentino o uruguayo pero después aclaró su procedencia (chicos españoles: este hombre tiene un acento muy raro y no se parecía en absoluto al acento madrileño, barcelonés o andaluz que he escuchado ¿es eso normal?). Y es un chico GQ.

Ignoro si esté suscrito a la revista o si la compre de vez en cuando, pero su estilo es acorde con los lineamientos de la revista: ropa y accesorios para hombre cuidadosamente seleccionados para personificar a un tipo de hombre con educación, poder adquisitivo y gusto por la moda. Ya saben, el típico hombre de las comedias románticas hollywoodenses de inicios de la década (pobres chicos, mucha gente debe tener un mal concepto de ellos).

A. no iba muy formal, justo como recomienda GQ ir al trabajo: a veces usaba camisas, otras veces una Lacoste verde botella -con manchas de transpiración, soy muy de darme cuenta de esos detallitos-, jeans y tenis estilo Camper o Hogan: zapatos que no son unos Converse pero tampoco llegan a ser un zapato formal. Creo que el señor Q. tiene un post sobre ese tipo de zapatos. Y se acompañaba de un bolso mensajero que inmediatamente entró a mi wishlist mental (para que lo sepan, soy fanático de los bolsos mensajeros, son prácticos y tienen un "algo" chic). Un buen estilo, pulido y a la vez desenfadado.

Nunca platicamos mucho. Como dije en la entrada anterior, tengo la sospecha de que no le agradé mucho o simplemente era un poco arrogante con los chicos del Internship. O tal vez me estoy llevando una impresión equivocada, como suele suceder. Yo creo más bien que es eso último.

Y estaba R., a quien traté un poco más y me agradó mucho. Incluso alguna vez le pregunté la procedencia de sus tenis, unos Fila en color camello preciosos y muy prácticos (según R. eran muy cómodos también, algo así como unos flats de Lanvin pero en versión masculina) y platicamos un poco del tema.

Creo que R. era el más GQ de los dos. Vuelvo a aclarar que me agradaba mucho y que su estilo me gusta porque es relajado y apto para una oficina tan vanguardista (y maravillosa... ¡¿por qué la burocracia se interpone entre la oficina y yo?!) como esa. R. usaba más tonos claros y continuaba con el recurso de combinar una camisa con unos jeans y unos tenis (no, no es malo).

Sin embargo, creo que el look GQ está sobrevaluado. Sé que un hombre elegante, trendy, chic o como le quieran llamar no es fácil de encontrar pero somos hombres y seguimos la moda con más cautela. Por tanto, publicaciones como Details o GQ no deberían ser vistas como Biblias del menswear.

Pero el estilo GQ es doble cara: sí, es relajado; sí, es democrático; sí, yo lo puedo imitar con un presupuesto limitado... pero -y les digo esto porque hojeo las GQ cada mes para buscar novedades- ese estilo no da espacio a la experimentación. Todo es una guía demasiado rígida para un aspecto de la moda que es rígido per se. Y creo que esas reglas del estilo supuestamente relajado deberían romperse. De lo contrario tendremos muy pronto (si es que no hemos llegado ya a ese punto, lo dejo a su criterio) un ejército de clones. Y el mundo ya tiene demasiadas Voguettes (¿no es así, Raquel?), metrosexuales (sugiero encerrarlos en una cabaña en el bosque sin cremas Biotherm, camas de bronceado ni botox para ver qué sucede) y demasiados new ravers como para tener chicos GQ surgiendo como hongos después de la lluvia. ¿O qué opinan? ¿Sí o no a la experimentación en un look de hombre? ¿Hasta qué punto?

13 comentarios:

Alphonse Doré et Noir dijo...

Es cierto, la moda masculina no deja espacio a la experimentación, aunque algunos pretendan hacernos creer lo contrario (ejem faldas escocesas ejem). Pero no veo que eso sea un problema. Es mucho mas dificil y por lo tanto, tiene más mérito lucir bien con pocas opciones que con todas las que tienen las mujeres.

Y si, el acento canario es muy distinto ;)

Miss Vernetta dijo...

aldo q yo tb soy canaria! tenemos un acento preciosisisisimo

Dana dijo...

Hola, qué padre tu trabajo suena increíble!!!

Espero tengas mucha suerte en tu vida profesional que ya empezó a despegar desde ahorita!!!

La moda de hombre.. mmm lo siento jaja, creo que no puedo opinar.

Buen fin :)

Sr Q dijo...

Que gracia me ha hecho lo de Canarias ;) Es un acento totalmente reconocible, dos palabras y sabes la procedencia. Un saludo.

Puebla Chic dijo...

Creo q lo q pasa (y solo creo) es que no hay tantos hombres que se atrevan a experimentar y no precisamente algo ya super loco, pero hay hombres q les gusta la moda,las cosas diferentes, pero creo que les da miedo que los catalogen de metrosexuales o de gays, o simplemente q se burlen de ellos, tengo un amigo que le latia comprarse unos pantalones rojos pero nunca lo compro por q sus amigos se iban a burlar de el, lo cual es bastante ridiculo... lastima

JsN dijo...

Hola, gracias por pasar por mi blog, yo prefiero el estilo GQ que el estilo chavo que se cree "Fashion" (no me gusta esa palabra para describir a alguien) y traen el uniforme (skinny jeans, playera pegada, etc) palestina, tan hace dos años.

KELDA dijo...

PUES QUIERO QUE MI NOVIO SEA UN CHICO GQ, POR QUE LO QUE ES AHORITA!!! MEJOR NI TE CUENTO, SI LE GUSTA UN POCO FIJARSE EN LOS ZAPATOS (LE ENCANTAN LOS CAMPER)PERO DE AHÍ EN FUERA, SUFRO!!! OYE PUES, NO ENTENDI TE LLENASTE DE TRABAJO Y TUVISTE QUE RENUNCIAR ALGUNAS COSAS??? PUES QUE MAL, SUERTE!!! Y BESOS DE MOI!!!!

Dreamer Ed dijo...

Hey!!!suena muy muy interesant tu internship..lástima q ya esté por terminar :(

dejar poco espacio a la experimentacion y a la personalidad es pésimo... ser GQ t limita...

hey, feliz 14!
abrazos!

Botica Pop dijo...

El otro dia mi novio decidió que necesitaba unos zapatos y me pidió consejo, yo tuve que decirle: lo siento, de zapatos de hombre no sé nada, además son absolutamente aburridos. Y el me contesto: en eso opinamos idéntico...
Es triste, pero cierto.

Amau dijo...

Great blog!

Ald0rad0 dijo...

Uff!! perdonen si me tardé tanto en responder, digamos que necesito distracciones. Para mi desgracia no me quedé en la Intenrship, mañana iré a despedirme. Eeeen fin, a responder:

Alphonse: Las faldas no entrarán en mi guardarropa. No,no,no. Pero es cierto, las opcioens tan limitadas nos hacen ponernos creativos. Saludos!!

Miss Vernetta: cariño, yo no digo que no!! Es que es la primera persona que conozco de Canarias y, al igual que el primer andaluz que conocí, me costaba trabajo acostumbrarme a su acento. Pero sí, es interesante, saludos!!

Dana: Era como The Devil Wears Prada pero sin jefes malvados y sin tanta moda. Pero ya terminó :(

Sr Q: Creo que ya lo podré reconocer jejeje Saludos!

Puebla Chic: Sí, hace falta experimentación. Y luego los amigos son los peores jueces que uno puede tener. Ahora que lo dices, creo que unos pantalones rojos no me vendrían mal. Saludos!!

JsN: Detesto el uniforme. La moda es creatividad, no repetición. Saludos!!

Kelda: Sí, tenía que hacer mi servicio social, escogí el museo y en mi escuela me hicieron una jugarreta con los trámites :'(

Dreamer Ed: A experimentar se ha dicho!! Saludos!

Botica Po: Estoy de acuerdo yo también!! saludos


Amau: Thanks! :D

Ya estoy cocinando más posts, seguimos en contacto!

Ald0rad0 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EDUARDO dijo...

Pues que t puedo decir, yo soy muy fan de gq compro varias gq cada mes, y lo q pasa es q si entiendo tu punto, pero por clasico q paresca, gq ha estado a la vanguardia de la moda masculina mucho tiempo, de hecho siempre ponen reglas gq y claves de estilo, pero al mismo tiempo ponene editoriales con pieles de mcqueen, asi que mas bien creo q es un equilibrio, pero definitivamente esta mejor ser un hombre GQ que cualquier otra clasificaccion :)