viernes, 21 de agosto de 2009

Cantando Bajo la Lluvia



¿Qué habría pasado si este filme no se hubiera realizado nunca?

Imaginemos: es 1951 y Hollywood está produciendo más sueños que todos los colchones del mundo. Los dueños de los estudios saben que deben cambiar de tema pronto: la guerra ya acabó y los nazis no les servirán para siempre. La gente no querrá más filmes negros, o comedias, o cualquier género que tenga que ver con la guerra. Quieren que el cine sea como un par de pantuflas mentales. Quieren seguir soñando.

Y aparece el musical para salvarlos. Un género que pocos deseaban y que era tan popular (dentro de Hollywood) como salir con ropa ligera en medio del invierno. Después de su auge inicial en los 30, había decaído poco a poco y apuntaba hacia una muerte segura. Los dueños de los estudios no quieren invertir realmente en un musical porque es costoso y riesgoso. Como aún no entraban en sintonía con el público, no sabían que en muchas partes del mundo el género era tan deseado como el primer día.



Pero lo piensan seriamente. Aunque el dinero corre a raudales, malgastarlo es pecado. Ya no son los 20 y la gente mira con mucho recelo a los derrochadores. Y están seguros de que va a fracasar. Seguros.

Y entonces lanzan Un Americano en París. Y se vuelve un éxito rotundo. Pero saben que necesitan apuntalar ese éxito con otro filme. ¿Pero cómo? Y mientras lo meditan, un guionista sugiere integrar algunos números musicales antiguos en un filme que de algo de nostalgia a la gente. Y de este modo nace Cantando Bajo la Lluvia.



Le llaman el musical perfecto. No es bobo, es fluido y tiene secuencias extremadamente hermosas. Es un filme perfectamente coordinado y no abusa de los números musicales para rellenar un vacío en la historia. Está bien planetado y homenajea a Broadway en un momento muy particular de su historia. Tiene actores talentosos y una historia de amor aderezada por el contexto.

Algunos filmes se vuelven icónicos por la belleza de una actriz en una escena, por la tensión de sus escenas, por una canción o escena que conmueve al público hasta las lágrimas. Lo icónico de Cantando Bajo la Lluvia es una escena que da título al filme. Una canción que pone de buen humor a casi todos, un momento sin precedentes en la historia del cine. Un producto cultural, una referencia que ha sido parodiada cientos de veces (quizá Naranja Mecánica lo hizo mejor, tan sólo con usar la canción). Una auténtica muestra de lo que llaman la joie de vivre.



Una escena en una sola toma. Una escena simple. La esencia más pura del género musical en menos de cuatro minutos. Cuatro minutos. Una sola toma. Miles de sueños en la cabeza de cada espectador. Un ícono.

Si este filme no se hubiera realizado nunca, posiblemente el musical sería un género que habría vuelto al teatro para no dejarlo jamás. No existirían otros grandes musicales y Hollywood habría adelantado la crisis que sufrió en los 70. A nadie le diría nada el nombre de Gene Kelly y la lluvia no tendría tanto encanto. Ni el tap.



La película no sólo es interesante por el aspecto visual y musical, sino porque es particularmente documentada en cuanto al estilo de vida de los 20. Usualmente Hollywood es muy anacrónico pero en esta película nada está fuera de su sitio. La época está tan bien recreada (en los decorados, los extractos de película, la ropa, los automóviles y aparatos) que es un grata sorpresa. Es tan exacta que parece como si el director y su equipo hubieran viajado a 1927 para filmarla en Technicolor. Y, curiosamente, es un aspecto que casi nadie reconoce de este filme.

Otro aspecto es el aprovechamiento del momento histórico. En la película se captó la filosofía de la década: diversión, música y banalidad al por mayor. Y lo más importante, está basado en un momento determinante para las artes: el cambio de los filmes mudos a las películas habladas. Un universo nació y muchas personas se quedaron fuera de él al no adaptarse a sus cánones. Un momento histórico que sirve para reflexionar.



Imaginemos que nunca existió. Es difícil hacerlo, porque la película es imprescindible. ¿No es acaso una pieza importante en el cine?

10 comentarios:

JuanP... dijo...

Esta peli si la vi, ya sería el colmo que no, y pues aunque fue hace mucho, y exactamente no la recuerdo bien bien, pues se que fue una gran gran película, y definitivo no puedo imaginar que nunca existió.

Saludos! (n_n)

Marquis de Lannes dijo...

Y la moda?
Hablame tambien de Alta Costura...

Holly Golightly dijo...

Al margen del magnífico post, ;) ¿qué pasaría si no se hiciesen las cosas que se hacen?

Me encanta la película.

Un beso

arteydespues dijo...

Yo todavia tengo que verlo!! Una amiga me presto el dvd hace meses creo.
Un beso

Bere Tarde o temprano dijo...

I´m singin´ in the rain
Just singin´ in the rain,
What a glorious feeling,
And I´m happy again.
I´m laughing at clouds
So dark, up above,
The sun´s in my heart
And I´m ready for love

puede existir una canción que te alegre más que esta? yo la aaaaadoooorooo.

neee, ni te disculpes, yo se que todo mundo anda como loooocooo con tantas cosas que hacer y tan poco tiempo :)

entonces ya estas, yo no puedo el sig. fin porque me voy a mi pueblo, pero despues estoy libre. Hoy con los buentono nos ponemos de acuerdo.

Guapólog@ dijo...

Literalmente creo que es un "musical treasure" como dice el cartelón. Coincido contigo en que la ambientación es maravillosa y esa escena de la canción es ya una referencia cultural inevitable cuando se cae el cielo y algún precavido trae gabardina (bueno, fácilmente podría ser LA escena de musical más recordada junto con la de Maria corriendo por las colinas en la entrada de "The Sound of Music", no?)

Por cierto, en algún lugar leí -seguro info poco confiable, pero chismosa- que en la escena de la lluvia, Gene Kelly estaba casi muriendo de pulmonía y con fiebre, pero que igual le salió maravillosamente ¿será?

Saluditos!!!

Simone

laratitapresumida dijo...

Creo que es una de mis películas favoritas, la he visto cientos de veces.
Eso sí, no coincido contigo en que la escena de la canción principal sea simple. No creo que fuera nada sencillo rodarla en aquella época. Y el resultado fue espectacular.
Para mí, toda una obra maestra del musical.
Besos.

KIRAFASHION dijo...

muy linda la película!
Creo que todos nosotros ya cantamos bajo la lluvia por lo menos una vez en la vida! amo!

traveleando dijo...

AMO CANTANDO BAJO LA LLUVIA!
no soy fan en absoluto de los musicales pero este sin duda me encanta!!!
Lo tengo en DVD.
Podría verlo una y otra vez...porque justamente no es una película típica pero así y todo resulta simple.
I'm singing in the rain tmb suena en mi Ipod...y Gene Kelly es lo más!
excelente posteoooo!!

Ald0rad0 dijo...

JuanP: Tenemos una sorpresa para tí ;)

Marquis: La película es totalmente fiel a la moda de los 20, lo mencioné!!

Holly: Buena pregunta. Siempre me la hago :P

arteydespues: qué esperas? vela!!

Bere: ya estás!! :D

Simone: Es cierto. La hicieron en una sola toma para que no se muriera. Quedó maravillosa

Ratita: Digo simple porque se hizo toda en una sola toma. Pero el resultado fue genial. Besos!

Kira: Sí! de vez en cuando!

traveleando: gracias, eres muy amable. Yo tmb amo la película, aunque no la tengo en DVD.

saludos a todos!