domingo, 2 de agosto de 2009

Network


(click para hacer más grandes)


Una mujer ambiciosa no tiene por qué ser una villana de telenovela. En ocasiones son mujeres con la visión y determinación suficientes como para llegar a la meta que se proponen. No necesariamente tienen que ser colegas histéricas e inmorales que hacen la vida imposible a alguna pobre muchacha. Porque una verdadera mujer ambiciosa sabe que tener demasiados enemigos puede arruinar sus planes.

No necesita arrebatarle nada a nadie. ¿Para qué hacer un despliegue innecesario de superioridad? Al fin y al cabo puede tener lo que quiera si sabe trazar un plan y llegar a él. Tal vez por eso una mujer ambiciosa con cierta prudencia se vuelve "emprendedora". Descarta las intrigas y no teme al trabajo duro.



Una mujer ambiciosa no es un objeto sexual. Sabe que es una estrategia que en otro tiempo era muy útil para la mujer pero hacer uso de ella ahora le parece vulgar. Las reglas del juego han cambiado mucho y ella sabe jugar limpio -y sucio, en ocasiones-, así que no necesita esa estrategia. Además, tiene una reputación que mantener.

Una mujer ambiciosa sabe esperar. Está consciente de que un ascenso rápido en seis meses será visto con muchas sospechas, pero si es en tres o cinco años nadie podrá reprocharle nada. Sabe cómo conquistar el terreno palmo a palmo, por medio de pequeñas victorias. Sabe que hay momentos en los que debe ser la estrella y momentos en los que debe ser una actriz secundaria.



Una verdadera mujer ambiciosa no necesita sacar las uñas a la menor provocación. Al menos una mujer ambiciosa e inteligente, porque sabe que el estar a la ofensiva (o defensiva) siempre es un signo inconfundible de inseguridad. Y ella puede ser firme pero no siempre agresiva. Además, la agresividad no es necesaria cuando existe la negociación ¿o sí?

Una mujer ambiciosa tiene ideas. Ideas revolucionarias que cautivan a los hombres, interesan a algunas mujeres y hacen las veces de elevador. No puede quedarse quieta mucho tiempo y por eso la idea de ser un ama de casa no le parece encantadora. Se gana el respeto de sus compañeros de trabajo y eso la hace sentir plena.



A una mujer ambiciosa le aburren los discursos femeninos extremistas que escucha de vez en cuando. No es exactamente fanática de Beauvoir (¿cómo se le diría? ¿Beauvoirista?) y piensa que Valerie Solanas es una loca. Le gusta tomar por aliado a un hombre porque puede acelerar un proyecto de ese modo ¿Que si son cerdos? Algunos, pero no todos son estúpidos. Sabe que a muchos hombres les atrae mucho tener un mano a mano profesional con ella.

Una mujer ambiciosa sabe que su mejor carta de presentación es ella misma. No tiene demasiado tiempo para hojear una revista de modas o ir de compras pero está pendiente de "lo nuevo". Busca ropa bonita y cómoda para verse bien y ser aún más encantadora. Porque sabe que un hombre respeta más a una empleada "presentable". Y eso es triste pero cierto.

Ella preferiría ser Faye Dunaway a Farrah Fawcett, porque Farrah nunca dejaría de ser una poster girl mientras que la Dunaway puede granjearse el respeto de sus contemporáneos y demostrar su talento con un Oscar... como el que ganó por esta película.



Diana Christensen, el personaje interpretado por Faye Dunaway no es precisamente una chica Cosmo, aunque podría tener un par de buenos consejos profesionales a las chicas Cosmo de oficina. Está casada con su trabajo, así que tiene poco tiempo para hombres, aunque no les cierra la puerta. Considera que la palabra "manipuladora" tiene connotaciones negativas y prefiere ser "creativa". Y es suficientemente inteligente como para aceptar consejos de otros, aunque no siempre le guste lo que le aconsejen.

Diana es el prototipo de mujer profesionista de los 70, aunque en su fase más oscura. Es una workaholic, una de esas mujeres que podemos ver ahora viejas y tristes porque tuvieron que decidir entre el trabajo y la familia y escogieron el trabajo. Es una mujer que pasa el tiempo en su oficina, a pesar de estar físicamente lejos de ella. Alguien que ve una relación como un modo de enriquecerse con los conocimientos del otro. Alguien que no da mucho amor porque su mente está en otro lado. Y, por supuesto, una mujer ambiciosa y muy inteligente. Es una mujer real, pero ninguna profesionista quiere mirarse en su espejo.... y en muchas ocasiones terminan siendo clones de Diana Christensen.



Una mujer es quien revoluciona los contenidos de la televisora en este filme. Es quien tiene una idea concreta de lo que gustaría al público, porque es joven y sensible a los vientos del cambio, a diferencia de sus superiores, reporteros de la vieja guardia con una forma muy conservadora de ver al mundo.

Una mujer es quien crea una nueva ética de trabajo, al intervenir en juntas y "democratizar" a la cadena televisiva. También busca promocionarla agresivamente, sin importar que su nueva ética no coincida con la moral del pueblo. De todos modos se acostumbrarán. Una mujer es quien revoluciona los medios.



Porque una verdadera mujer ambiciosa no necesita bajar diez kilos y pregonar su amor por Marc Jacobs para lograr lo que se propone. No necesita ser hipócrita o aduladora porque sabe que muchos hombres -y mujeres- valoran más a una colega sincera que a una alfombra humana. Las alfombras son decorativas, las colegas son útiles.

11 comentarios:

Bere Tarde o temprano dijo...

Tienes todas esas pelís? porque no organizamos un maraton de pelis? anda di que si!

Te deje un tag en mi blog :) espero que nos digas las cosas que te hacen feliz ;)

supongo que ver pelis es una de ellas!

un beso

JuanP... dijo...

Hay, yo nunca he visto estas películas pero se ven tan interesantes, me uno a bere por que me dio curiosidad de ver que tal están, aunque si tu las recomiendas, seguro que valen la pena.

Saludos (n_n)

Feliz semana

Holly Golightly dijo...

Una chica cosmo.

Me he reído con esa frase lo que no está escrito.

;)

Alphonse Doré et Noir dijo...

TOmo nota!


Una mujer ambiciosa no tiene por qué ser una villana de telenovela. Genial.

Botica Pop dijo...

voy con bere! maratón, maratón.

esta en especial no la he visto, pero me parece que has hablado un poco de la wintour. puede ser?

Stultifer dijo...

¿Mi asistenta es una mujer ambiciosa? Aquí solo se habla de ejecutivas agresivas, directivas de empresa, modelos publicitarias...

Raquel Gratis total dijo...

maratón de pelis de dunaway en cuanto empiece a hacer frío! (ahora mismo solo puedo estar a la sombra y bebiendo mojitos)

Stultifer dijo...

Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al miércoles 5 de agosto de 2009 en No sin mi cámara por los contenidos y matices.

Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
Y si tienes una escalera, o fotografías una, mándanosla y la publicamos inventándonos una
historia.

trendt dijo...

me recordo workiong girl jeje supongo que es su version soft jajajaja alguna vez la viste? es con Sigoneir Weaver o como se escriba y una ridiculamente ochentera melanie griffit jajaja

Ald0rad0 dijo...

Bere: cdigo sí al maratón. En cuanto acabe lo de las pelis hago el tag (deja copio y pego :])

besos!

JuanP: saludos!

Holly: Era el ideal de la chica Cosmo setentera!

Alphonse: recomiendo ampliamente la película

BoticaPop: Pues... sí, es ambiciosa e inteligente, así que puede ser.

Stultifer: No sólo ellas, la mujer que te hace la limpieza puede ser ambiciosa también.

Raquel: Por ahora a disfrutar el verano!!

Stultifer: Hombre, gracias, que me honra mucho :)

Trendt: Pues sí y no. Network es más oscura, Working Girl es muy light.

Zorro dijo...

Me equivoqué, esta descripción supera a la de Sin Aliento, un 20 jaja.

Que me dices de Azul, Rojo, y Blanco de Kieslowski ?

Saludos !