jueves, 27 de agosto de 2009

Charada



Charada es una película que no es muy recordada hasta ahora, salvo por los fanáticos de Cary Grant y Audrey Hepburn. Es una lástima, puesto que existen muchas razones para recordarla y considerarla una de las mejores películas que se pudieron haber producido en la década de los 60... y probablemente en la historia del cine a color.

Es una comedia ligera enriquecida. Contiene elementos del más puro suspenso y momentos de terror en los que los malos hacen más que dar un susto repentino a Audrey Hepburn. Pero los cambios son tan sutiles que pueden ir de lo cómico a lo misterioso y a lo romántico sin que se sienta la trancisión. Algo que pocas comedias pueden lograr.



Es, además, una de las películas que muestra la colaboración entre Audrey Hepburn y Givenchy. Y en Charada ella aparece modelando las últimas novedades del diseñador francés. ¿Se necesita decir algo más?

Por otro lado, su personaje es la heroína perfecta para Hollywood: es extremadamente femenina, es necia, está desesperada y por consiguiente está en una istuación perfecta para que un hombre la salve. Pero no es sólo una muñeca, tiene la lengua y el pensamiento lo suficientemente rápidos como para que el personaje de Grant considere ejecutar sus planes con ella.



El filme, además, contiene suficiente intriga como para dejar al público con ansias de más. ¿Sabe miss Hepburn más de lo que dice? ¿El personaje de Grant es bueno o malo? ¿Por qué el personaje de Walter Matthau ha orientado al de Hepburn? ¿En verdad está en peligro de muerte? El filme se guarda lo mejor para el final.

Charada no podría ser lo que es sin la ciudad en la que se filmó. París es el escenario perfecto para un filme que combina romance, glamour, intriga y elegancia. El espacio simplemente cumple con las exigencias del guión sin que se vea una necesidad evidente por forzarlo para que embone con la ciudad. Algo que otras películas hacen, por desgracia.



Y ya que mencionamos el guión, debemos decir que es una joya. El uso de la sorpesa es... vaya, sorprendente. No es una película anodina que depende de los sustos y los gritos para cautivar al público. Depende de qué tan abiertos tienen los ojos el personaje de Audrey Hepburn... y los espectadores.

Los diálogos también son fluidos. Pertenecen aún a la época en la que los malos trataban a las señoras con un cierto respeto y en el que las escenas de amor dependían más del diálogo ingenioso que de la pasión. El guión parece haber sido realmente meticuloso porque no hay nada fuera de su lugar. Y eso se percibe inmediatamente en una película.

Las escenas románticas entre Grant y Hepburn son una prueba. No derraman miel ni son ofensivas. Son una entretenida danza entre una mujer que se siente inevitablemente atraída hacia un hombre en quien no confía del todo y un hombre que trata de mantener su distancia con ella, a pesar de acortarla en ciertos momentos.



Y si a eso le añadimos el sentimiento de claustrofobia, tenemos una bomba. Porque, a pesar de estar en París y vestida de Givenchy, a pesar de estar enamorada y ser ingeniosa, Regina Lampert (el personaje de Hepburn) cayó en una trampa y no puede escapar sin ayuda. No va a encontrar una salida hasta que siga las indicaciones. Y la película es muy clara en ese aspecto.

Charada ya fue reinterpretada en 2001. Fue un remake espantoso, que agriaba una buena historia al incluir sexo, demasiada sangre y a Charles Aznavour (quien canta maravillosamente pero estaba totalmente fuera de lugar en la película). Esto ha tenido un buen resultado para el filme original, porque ha sido revalorado y considerado un millón de veces mejor que la basura contemporánea que intentaba imitarlo.



Como dicen, Charada es el mejor filme de Alfred Hitchcock que Hitchcock jamás realizó.


--------------

Con este post finalizo el ciclo sobre películas. Por cierto, chequen mi colaboración con Botica Pop aquí

13 comentarios:

JuanP... dijo...

Descubrí por que no he visto gran cantidad de todas estas películas! Por que nací en una época donde nunca pasaron por mi vida, hasta este momento, no se si lo haga, tal vez no, tal vez si, pero haré un maratón de películas recomendadas las must see, a ver que tal, pero como ya dije, el dinero tal vez me lo llegue a impedir, uno nunca sabe...

Saludos (n_n)

Botica Pop dijo...

Aldo, no se lo digas a nadie, pero nunca he visto una película en la que salga audrey hepburn... y ni siquiera tengo la buena excusa de JuanP!

laratitapresumida dijo...

Madre mía, parece que estás tomando mi lista de películas favoritas!! En serio, estoy sorprendidísima.
Adoro Charada! Igual que las otras de las que has hablado, la he visto tropecientasmil veces. La pareja es exquisita, destila gramour y encima la historia es absolutamente genial.
Muy recomendable, sí señor.
Besos.

Javier de Juanas dijo...

Charada es una pelicula maravillosa!!! me encantó Botica Pop como puede ser que no hayas visto ninguna pelicula de Audrey?? ni siquiera Breakfast at Tiffany's??? en serio tienes que verlas!!!! solo merece la pena por ver el vestuario y su elegnacia

Saludos,

javier de Juanas

colbyco dijo...

Hola Aldo!!! te acabo de descrubrir en el blog de Botica Pop. Me han encantado tus palabras y me han dado ánimo para seguir para adelante con mi blog. Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices.
Por otra parte, Charada es maravillosa. Si no me equivoco al principio de la película es donde está Audrey en el velatorio de su marido y entra un señor para comprobar que está verdaderamente muerto haciendo una cosa extraordinaria (no lo contaré para no quitar la sororesa de quien no lo haya visto). Es extraordinaria!!!

Besos infinitos,
colbyco
www.fashionhorrors.blogspot.com

Guapólog@ dijo...

Me encanta el poster, está padrísimo el diseño gráfico!

Un beso, voy para tu colaboración boticaria :D

Simone

Almendra dijo...

Amor mio cuando regresaste??? que mala fan soy...

Para mi una de las mejores películas es la de Rebeca, pero le daré otra oportunidad a esta.

Algo que me encanta de las peliculas antiguas es el excelente y elegancia que se maneja en la ropa perfectamente cuidada de los actores, la decoración de los lugares, en fin.

Aquí seguimos.

Kate_Sgulp! dijo...

Otra de las películas que recién he visto. Audrey esta fantástica con ese vestuario, y tienes razón con el guión. Es fresco, novedoso e intrigante. Supongo que si la hubiera dirigido Hitch, Audrey no sería la protagonista ¬¬

Horroroso el remake, con ese efecto de cámara que convulsiona :P disque realista...

Y personalmente le tengo cariño también al tema musical de la película, pues de chiquilla lo toqué en piano :) (y un amigo mío tocó Moon River)

P.D. Felicidades por tu post en el blog de Botica.

Besos.

eduardian_guy dijo...

Audrey y Givenchy nacieron el uno para el otro.

Y no me sorprende que tu y Holly terminen con este Par que al final siempre serán uno.

El tema del cine y moda les da para largo. Y no solo con grandes clásicos.

Un gran film totalmente dedicado al hedonismo y al placer no apto para público suceptible.

Peter Greenaway consigue con Gaultier una de las mejores colaboraciones de la moda dentro del cine. EL Cocinero, El Ladrón, su Mujer y su Amante, es una joya barroca del siglo XX.

Un saludo y felicidades por tanto trabajo.

srta a dijo...

me encanta esta película, no puedo creer que Botica no haya visto ninguna...

Givenchy es fantástico, y en su mejor vesión en Ella.

Un beso!!

Dana dijo...

Amo a Audrey Hepburn!!!

Wednesday dijo...

Voy a transcribir lo que has escrito, lo voy a titula "manifiesto" (que original!!!! ajajaja) y lo voy a colgar en el mural de mi cuarto... brutal, brutal. un beso

Ald0rad0 dijo...

Juan P: No hay necesidad de gastar, recuerdas q íbamos a hacer el maratón? ;)

Botica: Es el momento!! son particularmente buens :)

Ratita: Es una película maravillosa porque básicamente lo tiene todo. Me encanta. Besos!!

Javier: Es lo que le digo yo ;)

colbyco: Bienvenida! Sí, es donde... mejor no revelemos ;)

Simone: verdad que sí? :)

Almendra: Es que Rebecca la hizo Hitch pero Charada NO la hizo Hitch. Fue el mejor homenaje que le han hecho. Besos!

Kate: Sí, es que al parecer no tenían mucha química. A Hitch le gustaba transgredir discretamente y a Hepburn no. Lástima.

eduardian_guy: bienvenido! he escuchado sobre tí. Sabes? Tengo muchas ganas de ver esa película de Greenaway, pero no la encuentro. Hoy mismo iré a ver si la puedo rentar. Saludos!

srita a: Una excelente mancuerna, no crees? besos!

Dana: se ve sensacional!!!

Wednesday: hombre, que me sonrojo, jejejeje. Besos!!!