domingo, 21 de marzo de 2010

De cómo la moda entra al mundo… ¿o al revés? (post de Hikari Hotaru)

(Este post es de autoría de una persona que conozco desde antes de interactuar en la blogósfera. Hikari Hotaru, de Luciérnaga de Luz era alumna mía hace unos meses. Una chica muy brillante, por cierto. Y después coincidimos en este espacio. Recomiendo ampliamente una visita a su blog, tiene cosas harto interesantes. Los dejo con Hikari)

 

---------------------

Cuando Aldonauta me invitó a escribir para su blog, pensé en cómo podría relacionar la moda con mi forma cotidiana de escribir y de vivir. Me di cuenta, entonces, que la vida poco a poco va abriendo espacios en el que todo converge en un punto y se amplía el panorama.

La moda para mí no es un asunto tan importante; no la veía ni mala ni buena, y tampoco juzgaba a aquellos que la hacían un estilo para vivir; fue cuando conocía a Aldonauta, un chico con muchas ideas y capacidades para mover al mundo con sus palabras, que la moda se transformó ante mí.

Entré, así, a su blog, un sitio diferente a los que solía visitar y con un tema que no era mi fuerte. Revisé sus entradas anteriores y noté el entusiasmo del muchaco: le apasionaba y tenía toda la decisión y determinación para seguir abriéndose camino en un sitio estrecho.

En algunas ocasiones, les comenté a algunos amigos sobre ese espacio; sus reacciones no fueron novedosas, y pensaron que un estudiante de Ciencias de la comunicación de la UNAM hablando de moda no era más que un cualquiera sin cerebro. Yo les decía, tranquilamente, que al menos él tenía claro lo que quería hacer de su vida y sabía relacionarlo con el mundo, como haría un buen comunicólogo: mandando los mensajes claros y con la maravillosa posibilidad de la retroalimentación.

Supe en esos instantes que las personas juzgamos sin conocer, por mera pose, por tabúes o por encasillarnos a nosotros mismos. Aunque esas formas de pensar me entristecen, me alegró saber que Aldonauta seguía con su trabajo, consciente de los problemas y trabas que podía tener y con la firme convicción de que, tarde o temprano, el mundo de la moda se revolucionaría, y periodistas y blogueros de este tema comenzarían a acaparar la atención.

Y no se equivocaba, como tampoco lo hacían todos los bloggers que comenzaron a abrir su campo de acción y difusión: su trabajo está teniendo efectos positivo, visibles; han demostrado que el mundo de la moda no es frívolo y tonto, sino que es una nueva forma de pensamiento, de expresión, relacionada totalmente con la cultura de cada país, de cada grupo social, de cada persona.

Ver esta situación me pone de buenas, llena de entusiasmo el espíritu emprendedor y el alma de luchadora que de vez en cuando se me escapan de las manos o se hunden en depresión, pues es el inicio de los cambios, es reaccionar y actuar, construir peldaños y cambiar.

Muchas felicidades a quienes han quitado a la moda el estereotipo de chicas anoréxicas y ropa bonita; y muy especialmente a ti Aldo por tus dos años en la blogosfera.

4 comentarios:

JuanP. dijo...

Es bonito ver, o leer un post que si bien no habla de la moda en si, que nos defiende a los blogueros, y más a los que son como tu, que inscriben con tanta pasión que capturan al que menos se espera...

Saludos! (n_n)

Botica Pop dijo...

estoy totalmente de acuerdo con Juan, este post es muy bonito... es dulce sin ser empalagoso (para seguir con eso de los sabores).

yo soy de la idea de que los prejucios de la gente sólo perjudican a los mismos prejuciosos.

Guapóloga dijo...

Un amigo lejano de las ondas fashionistas me acompañó a una exposición interesantísima y pudo ver ropa exquisitamente manufacturada de alta costura. No estaba en mis planes que le interesara mucho pero, al final del recorrido me dijo:

"Creo que soy un converso. No puedo ni imaginar lo que estas prendas tienen de trabajo detrás. Ya veo por qué es mucho más que la versión frívola de la industria, es arte".

No cualquiera puede y debe admirar cada parte de las manifestaciones artísticas humanas. Pero, en efecto, la de la moda persigue a la humanidad.

Muy lindo post, iluminador para los que nos hemos metido tanto en esto que, a veces, damos por sentadas las cosas que a otros sorprenden.

Hikari Hotaru dijo...

Me alegra que les haya gustado, creo que su trabajo es el inicio de una revolución de pensamiento; exactamente no se trata de apreciar y admirar a la moda (u otras cosas), sino de darles espacios y entender que el mundo se manifiesta de mil formas...