lunes, 22 de marzo de 2010

Estilo (post de Holly Golightly)

(Estoy emocionado. El post de hoy es una de mis bloggers favoritas. Alguien a quien leo con avidez y con quien he aprendido algunas cosas sobre el bloggeo. Por ejemplo: responder comentarios, ser amable y dejar que los lectores argumenten a favor y en contra. Holly mantiene un halo de misterio sobre su vida y su persona y está bien. La fama no parece preocuparle.

Holly es una de las razones por las cuales estoy aquí. No sé si les he dicho antes pero hubieron tres blogs que me inspiraron: Red Carpet Fashion Awards, Cool and Chic y Miss At la Playa.Tres blogs con una esencia muy suya y mucho por decir. Simplemente entré al blog de Holly y nunca me fui. Porque es muy bueno. Y quien cae en él lo sabe.

Me gustaría agregar que esto es un honor para mí, así como todos los guest posts. Los dejo con Holly, chicos.)

----------------------------

 

Tener estilo. De eso se trata. Compramos apariencia. Una imagen. Un deseo. Un algo a lo que parecernos. Compramos aspiraciones al fin y al cabo. Una forma de ser y un estilo de vida. Quizás si te pones su vestido aparezca tu príncipe azul. O tu parezcas una princesa pues.

La última moda se puede comprar. El último estilo se puede comprar. Pero, ¿cómo comprar El Estilo? En letras mayúsculas. El estilo, esa clase, esa elegancia, esa diferencia entre ser y estar. Entre ser visto y no. Entre "romper" y no. Entre aparecer, ser la foto, la imagen, la fiesta o el día frente a simplemente haber pasado por allí.

Quien tiene estilo tiene un bien que ni es privilegio de la edad, ni del dinero. El estilo es un arma de seducción, un delicioso encanto, una magia atrayente del que captura a cualquiera. Magnetismo.

De eso se trata.

El estilo es una magia, una ola que te arrastra, un imán que te tira, un latido que te devora y ni se nota, ni pesa, ni se vende, ni se compra ni muchas veces se ve pero siempre, siempre, el alma sensible lo percibe.

Para los elegantes de antaño, ser elegante era que nadie recordarse lo que llevabas puesto.

Hoy los conceptos sobre el estilo son algo... diferentes pero aún así siguen estando vigentes las viejas normas. Estilo es Chanel. No Prada. Por mucho que valgan lo mismo.

`pp

5 comentarios:

JuanP. dijo...

Que bonito post, me encantó la última frase, con eso aplaudo...

Saludos! (n_n)

Holly Golightly dijo...

Un placer AldO

Sr Q dijo...

¿Por qué no me he enterado de nada de esto? Por culpa mía, por supuesto. El último post en el que entré era el que te hizo Alphonse Doré y Negro, y no sabía que las colaboraciones seguían... me ha gustado mucho el texto de Holly, conciso y aclarador. Saludos ;)

Guapóloga dijo...

La diferencia entre valor y costo, la eterna bipolaridad...

Anónimo dijo...

que bien escribe la golightly