miércoles, 3 de marzo de 2010

Espacios bellos (post de Dana)

El post de hoy es cortesía de Dana de Deco Love. Dana es una de las primeras bloggeras que conocí. Ella trabaja en varias publicaciones –Vogue México incluida- y es escritora. Pero su verdadera pasión es la decoración. El post se tratará de eso. Disfruten).

 

Primero que nada, quiero agradecerle a Aldo por haberme considerado para escribir este post, me siento más que halagada. También lo quiero felicitar por estos dos años como blogger, espero que sean los primeros dos de muchos más. Tengo que confesarlo, yo no leo muchos blogs, pero si algo tengo seguro es que el de Aldo se destaca entre la mar de blogs de moda. Cualquiera puede escribir un blog, buscar noticias y reescribirlas en su espacio, pero Aldo en los tiempos de la Haute Couture tiene un punto de vista, un enfoque que te atrapa y un gusto exquisito. He sido su lectora durante casi todo el tiempo que lleva escribiendo estas páginas, y he notado una evolución increíble, cada vez se nota más su estilo único, encontrándose a sí mismo a través del blog y transmitiéndolo a sus lectores, en un blog que sí vale la pena leer. Estoy segura de que Aldo algún día será un gran periodista y cubrirá la semana de la moda en Milán, París y Nueva York.

Bueno, ahora a lo mío. No estaba muy segura de qué escribir pero observo que todos mis queridos compañeros bloggers han escrito sobre su especialidad, por eso me enfocaré a dos de mis grandes pasiones: la moda y el diseño de interiores.

Para muchas personas, incluso amantes de la moda, decorar es como una pesadilla. Existen tantas propuestas y tendencias que cambian a diario… estar al corriente es prácticamente imposible; pero algo me queda claro: todas las personas tenemos un estilo único e irrepetible, que se proyecta claramente en nuestros clósets. ¿Por qué no aprovechar esto a la hora de decorar?

Por ejemplo, me he dado cuenta de que existe una atracción magnética, casi irremediable, hacia las prendas en blanco y negro, los exquisitos conjuntos de tweed y los collares de perlas, todo eso con sombreros estilo pillbox y el cabello recogido a la Audrey Hepburn. Si usara toda esta ropa que tanto me atrae me vería disfrazada, tengo 24 años y no necesito parecer de 50. ¿Qué hacer al respecto? Traducir este gusto a la decoración de mi casa, con candelabros infinitos, molduras francesas en las paredes, y una combinación de blancos y negros por todas partes. Si alguna vez han entrado a la Nike Store en la Condesa (Ciudad de México)  entenderán de lo que hablo.

1

Más chica era hippie chic, vegetariana, ecologista, con aspiraciones revolucionarias. Mi habitación de adolescente era una perfecta traslación de mi estilo, como una proyección de mi ser. Así que, si no estás muy segura de cómo adornar el salón o tu cuarto ve de shopping. No es broma.

2

Si te sorprendes regresando una y otra vez a los estampados florales no tengas miedo, corre a tapizar el sillón de la sala, o si no eres tan atrevida inténtalo con los cojines. También puedes guiarte por tu color favorito, ¡no existe una regla que dicte que las paredes deben ser blancas!

3

Si tienes en el clóset un ejército de botas bohemias y accesorios de madera no dudes ni un segundo en comprar un tapete de piel (sintética, por supuesto) y muebles rústicos. Plantas, materiales de la naturaleza y diseños orgánicos complementarán tu estilo.

4

 

5

¿Eres un poco más colorida, incluso pop? Busca inspiración en los años 60, la era de la psicodelia, con propuestas divertidas y llenas de vida, mosaicos de colores, sillas de diseño, geometría incansable.

6

7 

Para la mujer clásica y romántica tenemos el estilo shabby chic, inspirado en la nobleza europea, consolidado en los mercados de pulgas. Todo en blanco con colores pastel, flores por doquier y adquisiciones vintage.

8

No siempre podremos vestirnos como Grace Kelly, pero les apuesto que podremos conseguir su estilo en un pequeño rincón de nuestro hogar. La inspiración no tiene límites, desde hojear el suplemento de Colecciones de Vogue marzo hasta una novela de Doris Lessing o leer a Aldo en los tiempos de la Haute Couture, lo más importante es encontrar ese estilo que nos identifica y trasladarlo a nuestro espacio, que nos resguarda del mundo y nos hace sentir vivos.

9

3 comentarios:

L De dijo...

este post me gusto muco! por que para mi la decoracion y plasmar tu estilo en tu espacio es importante y yo soy la colorida y pop asi mil fan de warhol jeje

un besote!!

Dana dijo...

Gracias Aldo, me encantó.
Felicidades otra vez.
Un besote :)

Guapóloga dijo...

Lovely como siempre! Me gusta el punto de vista sobre manifestar nuestro estilo personal también a través de la decoración de los espacios propios. Sé que yo lo hago pero con menos atención de la que podría poner y me gustan las propuestas.

Como decía, lovely! Ü