miércoles, 17 de marzo de 2010

Mucho de que hablar, en tan poco tiempo (post de Kate… Sgulp!

(En compensación por la falta de guest post ayer y anteayer, hoy pondré un post que ya tenía en el horno desde hace tiempo. El post es cortesía de Kate… Sgulp! quien me lo había mandado desde hace varios días. Le debo una enorme disculpa porque no encontraba los correos donde me lo mandó. Pero bueno, Kate es mexicana, vive en el norte del país y su blog combina la frescura de la moda con el cine y la música. Estudia Diseño Gráfico y me hizo unas ilustraciones tan bonitas que al verlas casi me pongo a dar de brincos por toda mi casa. Ese combo de regalos me encantaron y quisiera poner estas imágenes en mi blog. Si alguien sabe cómo, avíseme, por favor. Los dejo con Kate… Sgulp!)

 

 

Print

 

Recuerdo de pequeña, que cuando en los noticieros pasaban notas de “La Semana de la Moda de París”, lo hacían mostrando desfiles exagerados, con prendas imposibles y siempre con los comentarios de los conductores afirmando ¿quien se comprará esto? ¿quien se pondrá esto? Después terminaban la nota entre risas y con cara de -estos franceses están locos-. Y yo, en mi mente infantil pensaba lo mismo ¿de verdad había alguien que compraba esto?

Pasaron años y la moda nunca fue un interés para mí; caso contrario al Cine, del que siento una especial predilección desde pequeña. Fue hasta en la preparatoria cuando una amiga comenzó a hablar de Louis Vuitton, Chanel y Versace. Y a mi me parecía escandaloso que un bolso LV costara tantos miles de dólares. Pero si hay algo que me gusta es leer y en lugar de sólo querer algo de marca, quise investigar acerca de dichas marcas (y quienes están detrás de ellas). Comencé con Coco, Gianni, Christian, Yves, Karl...

Este mundo me hizo llegar a la carrera que estudié: Diseño Gráfico. Dentro de la facultad encontré todo tipo de personas que se convertirían en mis amigos y con quien tendría algunos puntos en común. Una persona en especial, a la cuál quiero mencionar con permiso de Aldo, es Julio Studio. Lo recuerdo en primer semestre con un pantalón blanco que bordó con lentejuelas y que con varias de ellas en color rojo formó las palabras “Por Dior”. En el salón nadie sabía a que o quién se refería -yo sí, por Dior-.

aldo2

Con él compartí muchos momentos reflexionando, chismeando, comentando todo acerca de las nuevas colecciones, las modelos, las campañas, los fotógrafos.

Mi interés por toda esta cultura me hizo investigar más y buscar donde encontrar información - en español de preferencia- acerca de lo que pasaba en el “Mundo de la Moda”. Encontré blogs fantásticos, la mayoría de España, donde se hablaba de todo este tipo de temas. Me sentía identificada con ellos, los bloggers y yo quería unirme a ellos. Finalmente, el año pasado decidí abrir mi blog. Sabía que si quería tener éxito, tendría que ofrecer algo diferente, pero conforme han pasado los meses, me dí cuenta de que había algo más importante que el éxito: la comunidad blog. Por fin había encontrado gente que compartiera gustos y afinidades, encontré gente a la cual le puedo hablar de Kate, Linda, Naomi, Claudia, Meisel, Carine, Testino, Wintour sin mencionar nada más que el nombre o el apellido y me entenderían perfectamente. Además de un respeto por las opiniones y por supuesto encontré gente que me hiciera ver más allá de una prenda para contarme una historia.

Y es aquí, después de todo este aburrimiento, donde llego con Aldo. Me parece de gran importancia su trabajo y el de otros bloggers, en el área de Latinoamérica y especialmente México. Para mí, fiel seguidora de su blog, su Greatest Hit ha sido esa fantástica entrada con la historia del Corte Imperio (digno de Vogue). Creo que ha sido uno de los artículos más completos que he leído. En él aparecen todo tipo de datos interesantes, pues se muestra como los cambios políticos, sociales, económicos y tecnológicos juegan un factor importante - y hasta la fecha- en la moda. Y eso es lo que me gusta de la moda. Que las grandes prendas que triunfan fuera de las pasarelas se desprenden del aire frívolo con las que pudieron haber nacido para convertirse en una pieza importante para entender a la sociedad del momento, de ese momento.

aldo3

Y si las prendas Ready to Wear o Crucero o Pre-fall o lo que sea, están llamadas a ser copiadas para ser parte de la imagen visible del pueblo, llega la Alta Costura para ser parte de los Sueños, del imaginativo, del punto culminante donde un pedazo de tela, se convierte en ARTE.

Aldo en los tiempos de la Haute Couture, cumple 2 años. Y mientras haya gente que aún sueñe, que se sorprenda y que respete este gran arte, donde por cada Galliano habrá cientos de Wang, no importa si tenemos con lidiar con celebrities diseñadoras, it-girls fugaces o despedidas dolorosas; siempre habrá tiempo para reflexionar, mirar hacia atrás y crear algo nuevo. Felicidades Aldo.

P.D. ¿De verdad había alguien que compraba esto? Si, y si yo pudiera también.

3 comentarios:

JuanP. dijo...

Que buen post! El momento de la verdad llegó, no sigo ni conozco el blog de kate, pero este se me hizo muy interesante y divertido de leer, jaja...

Saludos! (n_n)

Monsieur Noir dijo...

A mi me hacen enojar muchisimo los noticieros y los comentarios tan superfluos que hacen cuando dan una nota de alta costura en Paris, si supieran el maravilloso mundo que se esconde detras...

Saludos!

DCody región4 dijo...

que buen post!! Ahora que leo los post de los demás siento que fodongue muy feo con el que me tocó a mi. Prometo ponerle más producción en próximas ocasiones =)
un beso!