miércoles, 15 de agosto de 2012

Una fragancia para cada mujer de Hitchcock

El lunes se conmemoró un año más del nacimiento de Alfred Hitchcock. Y admito que no lo sabía, a pesar de que le rindo homenaje cada que puedo. De hecho, en este momento estoy considerando dejarlo todo para ver El Hombre que Sabía Demasiado.

Creo que si me han leído desde hace algún tiempo sabrán que es, junto con Luis Buñuel, mi director favorito y le han dado un muy buen sabor a mi vida cinéfila desde que los conocí cuando era adolescente. Podría dedicarle un blog completo a sus obras y lo que me gusta (y no) de ellas.

Y creo que, si hablamos de Hitchcock, lo que más disfruto además de un suspenso insoportable pero delicioso, es a las heroínas de sus películas. En su tiempo estaba de moda la damisela en apuros que gritaba y aullaba esperando a que el héroe la rescatara. Todas (o casi todas) las mujeres de una buena película de Hitch creaban o resolvían intrigas por sí mismas.

Adivinen quién es el autor de la foto

Regresando al suspenso, me quedo con un ejemplo que puso para señalarlo. Decía, según recuerdo, que una película sin suspenso podía mostrar una explosión causada por una bomba puesta bajo una mesa en un restaurante. El verdadero suspenso era una toma donde se mostrara la bomba y a los comensales platicando tranquilamente sin que nadie más que el director y el público, sepan lo que va a suceder después.

Pensando en alguna forma de celebrar a uno de mis control freaks favoritos, decidí juntar a las heroínas de mis películas favoritas con algunos perfumes clásicos y otros más nuevos. Hubo un par a las que no supe definir por su propia naturaleza: Tippi Hedren en Marnie y Janet Leigh/Vera Miles en Psycho.

Marnie cambiaba tanto de identidad que era peligroso tener un perfume apropiado para ella, mientras que no supe encontrar un perfume con notas trágicas y que se llevara bien con el clima desértico del motel Bates (y se me hacía de mal gusto incluirlo en un gel de ducha). Se aceptan sugerencias para ambos casos.

Admito que no hay presencia de Ingrid Bergman en este post porque no he visto ninguna de sus películas con él completas. Se aceptan maratones de cine con esta trilogía.

Comencemos, pues.

Marlene Dietrich en Stage Fright: Diorissimo.

Esta película es un deleite para cualquier fan a morir de Christian Dior (te estoy viendo, Juan P), porque, entre las decenas de condiciones que puso la actriz alemana para trabajar con Hitch incluyó un vestuario totalmente diseñado por la marca francesa.

Confieso que es la única película que he visto de Dietrich pero es una de mis favoritas, porque interpreta a una mujer en total control de sí misma, aunque después veremos que las cosas no son como parecen. No la quiero spoilerear porque es fascinante, lo único que les puedo decir es que el primer perfume de Dior se lleva perfectamente con el personaje cono ese intenso olor floral que podría disuadir a cualquiera que no quiera imponerse al entrar a una habitación, tal como lo hacía Marlene cuando vivía.

Teresa Wright en La Sombra de una Duda: Rose and Rose de Ésika

Creo que es la heroína más joven de todas. A su edad está más ocupada resolviendo un gran misterio familiar en vez de pensar en chicos, bodas y celebridades. Pero eso la hace inteligente y decidida, por lo que es un momento perfecto para que use su primera fragancia.

Pinned Image

Escogí Rose & Rose porque, a diferencia de los otros productos, tiene un precio muy razonable y una fórmula de buena calidad, con un muy buen balance entre flores, especias y cítricos, Hablé con Jeanne Bichet de Firmenich, laboratorio que la creó (y uno de los más importantes en el mundo) y estuvimos discutiendo la fórmula, su origen y lo que nos evocaba. Unos meses después vi la película y decidí relacionarlas.

Kim Novak en Vértigo: Poison

Éste perfume tiene toda la intención, tanto en el nombre como en el aroma. Fue un éxito cuando se lanzó a finales de los 80 y, aunque es muy dulce para mi gusto, tiene ingredientes que lo hacen muy sensual y llamativo.

No les voy a hacer ningún spoiler de la película porque me interesa que la vean, pero cuando lo hagan entenderán por qué escogí este aroma tan intenso como el misterio de Madeleine (el personaje de Novak), la banda sonora de Bernard Herrmann y una secuencia de locura que refleja muy bien el efecto que tiene un perfume intenso en quien tiene el corazón en el olfato.

Grace Kelly en La Ventana Indiscreta: La Petite Robe Noire para el día, Poupée de Rochas o Joy de Jean Patou para la noche

Es la única mujer de esta lista a la que le asigné tres perfumes. Lisa Fremont trabaja en Harper's Bazaar (¿Es acaso asistente de Diana Vreeland?) y es la más elegante de todas sus heroínas, lo cual es mucho decir para un director que utilizaba frecuentemente a Edith Head.

Desde ese hermoso vestido verde hasta un camisón que viene doblado con un bolso y sus pantuflas, no existe un solo momento en el que no se vea bien. Y además es inteligente y apasionada, ¿qué más se le puede pedir al personaje?

Anoche pude olfatear La Petite Robe Noire de Guerlain y se me hizo un buen perfume de día, con notas muy interesantes de flores y frutas (rosas, jazmín, limones, frambuesas, cerezas, almendras y demás). Y escogí Poupeé porque es uno de los perfumes más lujosos de la era moderna: lo lanzaron cuando Olivier Theyskens reabrió Rochas y sólo se podía comprar uno en la boutique de París. Huele a piña, flor de naranjo, nuez moscada y otras cosas deliciosas.

Y sobre Joy, fue el perfume más caro de su tiempo y se llevaría bien con cualquiera de los atuendos de Lisa en la película.

Joan Fontaine en Rebecca: Mystère de Rochas

Aquí tenemos a una joven ingenua que va a ser lanzada a un ambiente hostil en el que una señora y el mismo marido le harán la vida imposible. Ya sé, suena a telenovela absoluta pero en realidad es una de las mejores historias de suspenso del director inglés.

El personaje no tiene nombre, pero sí actitud. Pensé en una fragancia que tuviera notas aseñoradas pero diera algo más que una fragancia pesada. Este ya es un aroma un poco olvidado (lo lanzaron en 1978) pero le habría quedado bien.

Doris Day en El Hombre que Sabía Demasiado: algo de Jo Malone (Lime, Basil & Mandarin Cologne) o Clinique Happy

Como en muchas de sus películas, tenemos a una mujer inteligente y desesperada que está empatada con un hombre medio bruto. En este caso, Day se estresa y sufre porque le roban a su hijo y su marido, tratando de hacerse el superhombre, echa por tierra casi todos los esfuerzos de su esposa.

Es una película muy tensa y en general es totalmente opuesta a lo que hacía Doris Day en su momento, así que pensé en algo que reflejara su personalidad alegre y cariñosa, algo que le permitiera seguir en su búsqueda sin deprimirse.

Grace Kelly en Dial M for Murder: Elie Saab

La primera colaboración entre Grace y Hitch, es una de las pocas historias en las que una mujer ignora las intrigas que se ciernen sobre ella. Como Grace siempre fue una de las mujeres más elegantes de la pantalla, pensé en asignarle una fragancia suave pero que remitirera a su glamour habitual. En este filme no usa grandes vestidos pero sigue conservando su elegancia con un camisón y unas tijeras.

Tippi Hedren en Los Pájaros: Chanel Bois des Iles

Melanie Daniels es toda la imagen del lujo con su traje de lana y sus tacones de aguja, pero necesita complementar algo para su atuendo en el peor día de su vida. Pensé en una fragancia menos conocida de la marca porque aún es joven y no le va bien la pesadez de N°5. Algo con más frescura y relajación, algo que podría caber en su bolso, el cual agitará sin cesar para alejar a los cuervos que la están atacando.

Grace Kelly en Para Atrapar al Ladrón: Flora by Gucci

Yo sé que quizá es un perfume muy suave para la ocasión, pero también es un pequeño homenaje a Grace y a la película que le cambió la vida, porque durante su filmación conoció al príncipe de Mónaco y lo demás ya se lo saben.

Es la película de Alfred Hitchcock que más veces he visto (van como 4 o 5 actualmente) y me la sé de memoria. Flora se acomoda perfectamente a ese momento en el que el personaje de Grace va manejando por una carretera a toda velocidad y está muy segura de sí misma mientras que Cary Gran va muerto de miedo en el asiento de al lado.

Eva Marie Saint en North by Northwest: Opium

Volví a ver esta película y se volvió mi favorita de todas. Son dos horas de emoción y misterio con una estructura perfectamente bien acomodada. Me encanta.

Es muy sencillo revelarles detalles importantes de la película, pero no lo voy a hacer. No les voy a contar cuáles son las verdaderas lealtades de Eve Kendall ni el asombroso final pero sí les mencionaré que es un papel perfectamente llenado por Saint.

La película es muy especial: el traje gris de Cary Grant es perfecto, y Hitch escogió toda la ropa que Saint usó de Bergdorf Goodman. Ha sido universalmente aclamada por su estilo y sus cualidades. Jamás habrá otra igual.

Pensando en eso, escogí Opium para complementar la personalidad misteriosa y seductora de Kendall, quien provoca mucha curiosidad, pero también es sexy, y además crea un esfuerzo mental cuando se intentan responder sus agudos comentarios. Probablemente le habría gustado.

Y como miembro honorario:

Audrey Hepburn en Charada: Fleur D'Interdit de Givenchy

Esta película no es de Hitchcock pero se le parece mucho. Audrey Hepburn no pudo trabajar con él y es una pena, porque habrían logrado algo parecido a esto.

Aquí la elección es más bien obvia, porque el perfume se creó expresamente para la actriz, junto con todo el guardarropa de muchas de sus películas. Véanla y creerán que es una obra perdida del mago del suspenso.

¿Qué les parecen mis elecciones?

1 comentario:

Orlando Castillo dijo...

Charade! Amo esa movie, y a Audrey ni se diga jaja. Excelente (y largo) post jaja


Take a look at http://orloinblue.blogspot.mx/