domingo, 4 de enero de 2009

Renunciando a una tendencia*

cardigan Pictures, Images and Photos

(el color se ve horrible pero es ideal para ilustrar este post)


Me gustaría adornar un poco mi vida para ustedes pero no puedo. La verdad es que (aún) no tengo acceso a cosas de lujo y mi casa entera cabe en el closet de Nan Kemper... o, digamos, de Victoria 'Esperpento' Beckham. Veo pasarelas vía YouTube y destrozo -o alabo- a los diseñadores gracias a esa maravilla llamada style.com (frillr también es muy útil). No creo ser estiloso y me gusta mucho lo vintage aunque me es un poco difícil encontrar prendas vintage que me gusten. Me gustan las gafas de sol pero son un poco imprácticas y las pierdo con facilidad. No compro Vogue Paris ni Vogue US porque en México les suben el precio, aunque trato de comprar Vanity Fair. Simplemente, es mi favorita. No llevo mucho tiempo siguiendo la moda (llevo casi 4 años) y el blog tocó ese tema hasta mediados de Junio o algo así. Soy, digamos, una persona normal, que no ordinaria.

El punto de esta perorata es que no suelo seguir las tendencias. En primera porque reconozco que no me vuelven loco; en segunda, porque mi presupuesto es limitado y en tercera porque suelo comprar ropa funcional con colores y cortes que vayan de acuerdo a mi gusto. Según lo que sé a eso le llaman construir un estilo.

Podría hablar del estilo que me gustaría tener pero eso es como para otro post. Y, sinceramente, el mío está aún en construcción. Entonces, aprovecho la temporada de rebajas para comprar cosas que me gusten y pueda usarlas en cualquier otra situación. Reconozco que estos últimos dos años he comprado dos que tres cosas por impulso o por seguir tendencias y casi siempre me arrepiento y las guardo en lo más recóndito de mi closet. Esa es la desventaja de que algunas modas que te gustaron pasen tan pronto.

Y bueno, pues resulta que la tendencia por la que pierdo la cabeza es el cárdigan. Sí, sí, ese suéter (o jersey) de botones con cuello en V muy bajo y bolsillos a los lados. Los vi en Gucci, los vi en la calle (en señores de más de 50 años, debo decir) y finalmente los vi en algunas personas que comienzan a abrazar esa tendencia (la cual tiene aún cierto recelo por considerarlo 'prenda de viejito'... justo lo que me gusta). Predigo que el cárdigan será un must have para junio y para enero del próximo año lo tirarán a la basura diciendo 'cómo es que me puse esta prenda de viejito!!????'. Aunque, claro, me puedo equivocar. Pero volvamos al encanto del cárdigan.

Debo decirlo: LO AMO. Si por mí fuera, me compraría tres y los combinaría con una camiseta polo y unos jeans. O con... algo, para desafiar el frío. Es el tipo de tendencia que con mucho gusto integraría a mi estilo.

Y bueno, el día de las rebajas llegó hoy. Con algo de dinero me dirigí a Pull And Bear ya que, lo acepto, la ropa de Zara no me gusta y en ocasiones está fuera de mi alcance. Y Pull And Bear tiene lo que necesito: ropa relajada, con estampados y telas que me gustan y que además se adaptan a mi estilo (Bershka es demasiado chillón para mí y no hay tiendas de H&M en México). Y decidí enriquecer más al sr. Ortega con la compra de un cárdigan. Como el sistema Zara funciona perfectamente, algo que vi en una pasarela de Milán en Julio ya está llegando en el momento justo en que la prensa comienza a hacer alboroto sobre la nueva tendencia (aunque miento porque el cárdigan ya estaba copiado y distribuido en los estantes mexicanos en Moviembre).

En fin, pues con toda la emoción del mundo me voy probando uno, luego otro y luego otro... y descubro que el cárdigan no es para mí. Al menos los de Pull And Bear no lo son. ¿Por qué? Pues... puedo argumentar tres razones:

1.- la tela: Un auténtico cárdigan está hecho de una lana muy ligera y cubre del frío sin agobiarte. Los de Pull And Bear son de algodón y tienden a pegarse más al cuerpo.

2.-las tallas: En el universo Zara yo soy talla grande, es decir, un gordo que no consigue prendas fácilmente. Aclaro: no llego ni a los 70 kilos y soy algunos centímetros más alto que el mexicano promedio. Pero como soy talla 40 para XDYE, los cortes no se adaptan bien a mi cuerpo y el cárdigan termina viéndoseme horrible. Si es en talla 38 me aprieta -cuando no debería-. Y si es 40 me queda grande en la zona del pecho y el abdomen. En ambos casos, el último botón me llega a la altura del ombligo cuando debería llegar a la pelvis. Es un suicido.

3.- Los colores: Gris rata y azul petróleo, más un negro muy pardo y rayas que no pertenecen a un cárdigan. Los de Gucci eran azul cobalto y se veían fantásticos, ¿por qué no imitan ese color?


Es una pena que tenga que renunciar a él cuando me gusta tanto y me parece encantador, además de práctico. Por lo pronto la única solución es buscar un auténtico cárdigan de viejo. Afortunadamente no salí con las manos vacías porque regresé a casa con un jersey (suéter) gris con rayas negras que me va muy bien. Y combina con todo.

*Este post fue espontáneo, tengo por ahí otros pendientes que irán saliendo. Gracias a quienes me dieron ánimos por mi minicrisis bloggera.

7 comentarios:

Diable dijo...

No te agobies amigo, el cardigan durará al menos uno o dos años más como 'tendencia', cosa que debe importarte poco si en verdad crees en eso del estilo. El estilo no tiene fecha de caducidad, se crea con el tiempo y siempre está vigente, si tu cardigan favorito te sigue gustando en diez años y los sigues usando será parte de ti y habrá sobrevivido la vorágine comercial de las empresas... esa para mi, es la magia de la moda.
En cuanto a los cardigans, te recomiendo un poco más los de Massimo Dutti o el de la tienda que se te antoje, siempre y cuando te gusten y te vengan bien. La moda my dear... es para vivirse y disfrutarse, no para sufrirse.

Zorro dijo...

Como dices, uno tiene que hacer y vestir a su estilo, mas que nada para no perder la identidad. Si te soy sincero a mi me caga ir a comprar ropa, sobre todo en plazas, no soporto caminar entre los tumultuosos pasillos y ver ropa que solo vale por la etiqueta. En lo personal visto lo que me gusta, con lo que me siento cómodo, yo diría que mi lema es "Mientras mas barato mejor" jaja, pero tampoco te voy a negar que a veces se me sale lo mamón.

Ayer fui a Perisur y por alguna extraña razón termine en Zara... puto horror jaja, no me imagine que en época de rebajas la gente se pusiera tan histérica y la tienda con tanto desmadre quedara como campo de guerra.

Si por mi fuera andaría todo el día en boxers jaja. Buen inicio de año mi buen.

Hikari Hotaru dijo...

Detesto la variación de las tallas en las diferentes marcas de ropa. Por eso mejor compro lo que me venga bien, además soy muy mala para eso de las tendencias y lo "in".

Te tomé algunas canciones del playlist jeje.

Ald0rad0 dijo...

como siempre, gracias por sus comments

Diable: Estoy de acuerdo.Es un poco feo cuando ealgo que te gusta se vuelve tendencia pero si se vuelve parte de tu estilo, da igual. A mí los cardigans me ecantan por ese aire vintage que te dan.

Están buenos en Massimo Dutti? Iré a probarme unos, proque los de XDYE no le hacían ningún favor a mi cuerpo.

Saludos


Zorro: Cuando algo me gusta, no me importa si está en un aparador o si lo vi en una venta de garage. Y generalmente evito la logomanía y el llevar mi blosa de ZARA/XDYE/Palacio de Hierro para apantallar. El punto, como dices, es la comodidad.

Zara de Perisur es como el purgatorio de las rebajas. El infiernom definitivamente, es Bershka. Y no sé qué compran si la ropa está horrible.

Ya te imagino andando por tu casa en boxers. Debe ser muy cómodo.
Feliz inicio de año

Hikari: Yo también odio esas diferencias. Es que creen que todos somos perfectos? Jajajaja


Toma las canciones que quieras del playlist, yo te robaré Pijamas y algunas de Elrend, aunque aún no sé cuáddo actualizaré mi reporductor jajaja.

saludos

EDUARDO dijo...

oyee no habia leido este post por eso arriba t dije lo de el cardigan

EDUARDO dijo...

bueno quisiera darte unos consejos... me encanto tu post por la sinceridad, bueno mis recomendaciones son, comprate la vanity fair española por q es buenisima y asi no gastas en la de usa y con el dinero d la d usa comprate la vogue usa.. eso t recomiendo, ahora, me encanto tu sinceridad, y cuando hablas de tus compras se me ocurren mcuhas cosas q decirte, mira , yo la verdad es q compro de todo algunas veces me compro cosas de marcas, muchas veces zara y pull y esas cosas y otras me compro mucha ropa vintage o usadisima, asi que tengo experiencia, mira, t voy a recomendar q vallas a wall mart hace 2 años me compre 2 cardigans como en 120 pesos padrisimos uno gris y uno beige y soy feliz con ellos me encantan, tembien tengo d otras marcas creo q tengo como unos 20 cardigans pero si no encuentras t recomiendo darte una vuleta por wall mart, ahora, en cuanto a tallas, es cuestion de probarte, creme el dia que dejes de estresarte encontraras, yo por mi parte soy la talla mas chica, peso 63.5 kilos y mido 1.89 asi q ya t imaginaras jaja pero creme no t estreses y encontraras, ahora tambien hay cardigans fantasticos vintage, t recomiendo 2 cosas una visita tiendas de ropa para viejitos, en el centro del df hay muchisimas, y otra vete a tiendas vintage , como por ejemplo la de american aperel que es increible me compre ahi una vez un cardigan vintage lacoste baratisimo... espero q t sirvan d algo mis consejos...

Ald0rad0 dijo...

Eduardo:

Gracias por pasar por aquí. Fíjate que te voy a tomar la palabra porque los cárdigans del Pull & Bear nomás no me sirvieron. Y Wal Mart tiene muchos tesoros escondidos, así como los garages y... un momento, dijiste tiendas del centro??? me iré a dar una vuelta. No descansaré hasta no encontrar el cárdigan perfecto. No sé por qué los de XDYE me quedaban tan mal. Y por cierto, me ganas por 9 cm!!! jajaja

saludos